ATAQUE A LOS RÍOS DE LA TIERRA

363
  • Italiano
  • English
balcani

Una protesta a borde de kayak contra la construcción de miles de presas en los Balcanes. El 16 de abril pasado, desde el lago de Bohinji, en Eslovenia, ha partido una extraña caravana formada por decenas de personas con el objetivo de navegar dieciocho ríos durante 35 días, para protestar contra un posible desastre ambiental.

Se trata de la construcción, en los próximos años, de 2.700 presas, entre los cuales 113 en parques nacionales; una intervención que – según los organizadores de la manifestación – tendrá conseguencias graves para los ríos , para el entorno y para los animales. Además los ríos son mucho más que un simple camino de agua. Con los bancos, la islas, las llanuras aluviales y los vados, los cursos de agua naturales son parte de los ecosistemas ricos de biodiversidad.

El establecimiento hidroeléctrico destruye esta diversidad fundamentalmente porque bloquea la naturaleza dinámica del río. No obstante, para mucha gente es difícil reconocer la total importancia del impacto hidroeléctrico, ya que gran parte del daño está escondido bajo el agua. Y dado que  el cauche del río parece igual a lo de antes, todo està considerado normal.

Así no es. Un río natural tiene poco en común con un tanque, así como lo tiene una selva virgen con una plantación de pícea, ambos construidos por árboles pero con ecosistemas fundalmente diferentes. La energía hidroeléctrica no es renovable, tampoco es una forma “verde” de la producción de energía. Tiene un impacto enorme sobre embalses, llanuras aluviales y biodiversidad que modifica por siempre, o incluso definitivamente.

Los deportivos con sus kayak attravesarán, un movimiento de paleta tras la otra, Eslovenia, Croacia, Bosnia, Macedonia, Montenegro y terminarán su viaje de protesta en Albania, el próximo 20 de mayo. La manifestación es parte de la campaña internacional Save the Blue Heart of Europe, iniciativa nacida para proteger las aguas dulces de los Balcanes. El grupo de los piragüistas está guiado por el ex atleta olímpico esloveno Rok Rozman, a los gritos de “salvamos nuestros ríos”. Rok Rozman, (3° lugar WC Poznan de 2009, 4° lugar OG Pekín 2008), biólogo, pescador volador, aventurero, kayakista es el fundador de un movimiento para la promoción y la protección de los ecosistemas acuáticos.

“Los ríos balcánicos son más que simples distribuidores de megawatt – ha declarado Ulrich Eichelmann, coordinador de la campaña Save the Blue Heart of Europe. – Tienen un importante valor recreativo para las personas y ofrecen hábitat indispensables para las especies animales y vegetales. Tenemos la necesidad de defender este patrimonio natural europeo contra la codicia de las empresas y de los bancos”.

Sin embargo la batalla de los Balcanes no es sólo para Europa. Según los organizadores, la expansión hidroeléctrica amenaza los últimos sistemas fluviales intactos en todo el mundo, desde la cuenca amazónica y Mesopotamia hasta el Himalaya, desde el Borneo hasta Chile. También en las regiones explotadas como las Alpes, donde muchos ríos ya han estado utilizados para la generación de energía, la dirección prendida es la de aprovecharse de los restantes últimos tramos fluviales. En 2010, en todo el mundo gastos para la construcción de nuevas centrales hidroeléctricas iguales a cerca 100 mil millones de dólares Usa (en comparación: 19 mil millones han estado gastados por energía solar). Bajo la máscara de “La producción de energía verde”. Una bofetada al planeta, un engaño de palabras – según Eichelmann – donde bajo una presumida bandera ambientalista en cambio se destruye la Creación.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta