25 DE ABRIL PARA LA LIBERACIÓN DE LOS “MARÓ”

828
  • Italiano
  • English
25 aprile

“Transmito mi pésame a Salvatore Girone y Massimiliano Latorre, y confirmo el empeño para resolver un litigio que se arrastra desde demasiado tiempo”. Lo ha dicho el presidente de la República”. Las palabras del presidente de la República Sergio Mattarella, pronunciadas durante de una celebración en el Quirinal y referidas también a la recurrencia del 25 de abril, han volvido a encender los reflectores sobre el asunto de los dos fusileros de marina detenidos en India por el asesinato de dos pescadores intercambiados por piratas. Una historia infinita, en la que Italia ha hecho una serie interminable di errores y las autoridades indias una infinidad de cambio de versiones. De todos modos se vea, es un caso único en la historia militar en tiempo de paz, con dos marineros prisoneros desde ya el 15 febrero de 2012, cuando el buque pesquero indio St Antony, frente a las costas indias, se vio envuelto en un tiroteo en que murieron Valentine Jalestine y Ajesh Binkuil por disparos respectivamente a la cabeza y al corazón​.

Arribado al puerto de Neendakara a las 22.25 el equipaje del buque pesquero que antes había denunciado a través el teléfono satelital el ocurrido, sostenía que al momento del accidente todos estaban durmiendo y que ninguna embarcación se había visto en las cercanías. Las Autoridades Portuarias contactaron entonces, todos los barcos presentes en la zona del accidente: Enrica Lexie, Kamome Victoria, Giovanni DP y Ocean Breeze, invitando quien había sufrido ataques, a llegar al puerto en Kochi para una coincidencia sobre un buque pesquero parado con armas a bordo. Entre todos sólo contestó Enrica Lexie que llegó al puerto a las 23,00, escoltada por dos unidades indias de la Guardia Costera.

La primera pregunta es: quien dio el orden a Lexie entregarse a los indios? Y por qué? Una parcial respuesta podemos imaginarla referiéndose a otro punto oscuro de este asunto: el regreso en India de los “maró” después de una licencia concedida para Navidad. El entonces ministro Terzi anunció que los dos fusileros de marina se habrían quedado en Patria, salvo luego estar desmentido por el premier Monti, lo que provocó sus dimisiones. En juego en aquel tiempo habían diferentes acuerdos comerciales, entre los cuales también un gran contrato para una provisión de helicópteros, luego parcialmente parada.​ ​Pero esto se refiere a la política, y a las complicadas implicaciones con economía. Caso es que nuestros militares desde más de 4 años están formalmente en las manos de la justicia india, que para ellos ha previsto (en ipótesis) también la pena de muerte.


Pero están culpables o no? Será un tribunal a establecerlo,
 y esto es otro zapato: cual tribunal? Siendo Lexie en aguas internacionales tendría que ser un tribunal “tercero”, pero los indios se han arrogado el derecho de procesar y juzgar. En los últimos tiempos Italia está finalmente obstinada, y ahora se está en espera de una decisión internacional.​ En el fondo del asunto, vale la pena centrarse – entre los muchos – en un punto en particular: los proyectiles. El análisis balística constituye el punto clave en torno al cual se artícula toda la encuesta. A través del análisis de las ojivas recuperadas de los cuerpos de los pescadores y confrontando las trayectorias y los signos quedados en el buque pesquero habría estado posible en poco tiempo esclarecer este intricado asunto. Esto no ha sucedido por el comportamiento de las autoridades indias que no han permitido a los técnicos italianos participar activamente al peritaje. Además el buque pesquero ha sido «hundido» en circustancias no bien definidas, haciendo de facto imposibles otras y exhaustivas indágenes.

Porque los “maró” serían inocentes lo explica bien una evaluación cronológica de los hechos desarrollada por el abogado Roberta De Luca y por el Análisis Técnica del experto Luigi Di Stefano. Las fuerzas armadas italianas están equipadas con el rifle Beretta modelo AR 70/90 del cual existen diferentes versiones, pero todas de calibre 5,56 Nato. El informe, firmado por K. Sasikala, médico forense, profesor de Medicina y Cirugía legal a Trivandrum, sostiene que el «proyectil metálico puntiagudo» encontrado en el cráneo del pescador misura «3,1 cm de largo», «2 cm de circunferencia sobre la punta» y «2,4 cm sobre la base».

En la relación se habla de circunferencia, no de diámetro. Partiendo de la circunferencia (24mm) es fácil calcular el rayo R (fórmula R=C/2π) obteniendo por tanto un diámetro igual a 7,64mm. Ese valor puede identificarse facilmente con el 7,62mm, un clásico calibre existente tan en versióne NATO, como ex URSS (típico ejemplo AK47). En base a estas afirmaciones parece que el calibre del proyectil sacado de los cuerpos de los dos pescadores (7,62 mm) no es compatible con el calibre (5,56 mm) a disposición de los dos fusileros de marina. Este importante descubrimiento de facto contribuiría a absolver de los cargos los dos militares italianos. Una bofetada a quien, en Italia también, ya le ha condenado porque sí.

No obstante, se dirá, ellos mismos han admitido un ataque… Si, pero no es lo mismo de lo que están imputados. El barco estaba lejos del punto en que han matado a los dos pescadores. Los ataques en aquella franja de mar están frecuientes, y a estos se añaden los Arrow Boat (pequeñas embarcaciones proyectadas y contruidas en Sri Lanka) que son utilizadas para el control de las aguas territoriales y la represión de la pesca ilegal. Esta si, dotada de aquel calibre 7,62 ha matado a los dos pescadores indios.

Mañana llegará – salvo aplazamientos de la última hora, estrategia ya ampliamente utilizada por las autoridades indias – la decisión sobre una eventual prolongación de la licencia concedida a Latorre para curarse en Italia; luego se esperará la sentencia del tribunal arbitral de La Haya sobre la petición italiana de conceder a Girone también de esperar en Italia el resultado del arbitraje. Luego después del arbitraje, se establecerá la competencia jurídica. Y al final podrá empezar el verdadero proceso. Es decir, el “asunto maró” es lejos de terminar, pero al menos podría acabar esta interminable pantomima entre Italia e India que tanto mal ha provocado a las familias de los fusileros y al prestigio de nuestra nación.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios