ECOSIA, SALVAR LOS BOSQUES CON UN CLIC

673
  • Italiano
  • English
albero

“Nosotros no somos Dios. La tierra nos precede y se nos ha dado” escribe Papa Francisco en la Encíclica “Alabado seas”, estrella polar para la defensa de la creación. Un llamamiento al sentido de responsabilidad de los hombres de hoy y de mañana. Una invitación a “cultivar y guardar” el jardín del mundo, porque de esta “casa común” depiende nuestra misma esistencia. La tecnología, en este sentido, puede desempeñar un papel fundamental, no sólo para la contribución práctica a la salvaguardia del ambiente (pensamos a las importantes conquistas sobre las energías renovables) sino sobretodo porque crea ella misma nuevos espacios de investigación, ofreciendo ideas inimaginables hasta hace poco tiempo.

Parecen haberlo comprendido los creadores de “Ecosia”, el alter ego ecológico de “Google” que recauda dinero de las investigaciones hechas en línea para financiar la repoblaciòn de los bosques. El objetivo perseguido está todo en el claim: “Planta árboles mientras haces investigaciones en internet”. El concepto se basa en el utilizo de los ingresos publicitarios para la verdadera plantación. La cosa parece funcionar, tanto que según los ideatores del proyecto, permite  “dar a luz” un árbol cada 10 segundos. Los usuarios activos son más de dos millones y casi 3 millones de euros han estado dado hasta ahora, igual a cerca 0,28 centavos por arbusto, ya que han estado plantados más de 4 millones en todo el mundo. Una bofetada a quien utiliza internet sólo para generar provecho.

Además “Ecosia”, fundado en diciembre de 2009, ha generado 2,5 millones de euros destinados a proyectos de reforestación. Es una empresa social con base en Berlín que aspira a evaluar su suceso en base al impacto positívo generado en las personas y en el ambiente. Los proyectos más importantes, por ahora, se refieren a Burkina Faso y a la Región de Sahel que sufre sequía. Los socios del motor de búsqueda “verde” colaboran con las poblaciones locales. “Queremos transformar los desiertos en bosques” dicen los fundadores, es decir volver a llevar agua, plantas y animales en las zonas secas.

La reforestación en Burkina Faso es un actividad que cubre todas las cuatro estaciones, desde el adquisición de semillas hasta la excavación de los embalses (zanjas en forma de media luna que pueden contener hasta 2 mil litros de agua), desde la sembra (una mezcla de semillas de árboles y hierba) hasta la cura y el seguimiento (las poblaciones locales curan los arbustos y verifican los progresos). Esto porque, según el grupo de “Ecosia”, “un territorio más vivo se traduce en mayores oportunidades de trabajo, un ganado más sano y una población más independiente”. A eso se debe “una economía local más fuerte” que “permite a mujeres y hombres tener su propios ingresos, y esto significa que más niños podrán ir a la escuela”. Bosques que forman parte del proyectos internacional para la creación en África de una “Gran muralla verde” que aspira a la mejoría de las condiciones ambientales, sociales y económicas.

Los árboles pueden, de hecho, reactivar el ciclo del agua allí donde el desierto ha tomado el control, llevando con él otras especies vegetales. Recursos hídricos y comida más limpios ayudan a tener una vida más sana. El eco-motor de búsqueda de red, que hace transparente su propios procedimentos publicando los recibos de sus proprios progresos, ha alcanzado en noviembre de 2014 el financiamento de un millón de árboles, y en aquella ocasión ha anunciado querer plantar un billón dentro de 2020. A veces basta un clic para crear un mundo más justo.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios