SE VENDE ALDEA CON HABITANTES ANEJOS

1456
  • Italiano
  • English
BORGO

El futúro de los 400 residentes de West Heslerton – pueblecito en el centro de Yorkshire – pende de un hilo. El aldea, de hecho, ha estado puesto en venta después de que por 150 años una rica familia inglés lo ha convertido en un lugar  maravilloso y ha permitido a decenas de familias vivir dignamente, con alquileres sin duda aceptables.

Todo terminó cuando la última propietaria, la señorita Eve Dawnay, ha muerto en 2010 sin dejar herederos: además de la perdida de una persona ya amada y “de familia”, los residentes han tenido que aceptar que sus casas y actividades fueran puestas en venta como normales pisos desocupados. Una comunidad entera, entonces, ha debido asumir un futúro incerto, en el cual la llegada de un nuevo propietario podría significar canones disparados. O nada menos desalojo. Una bofetada a su tranquilidad, un duro golpeo que los ha dejado suspendidos, en espera de conocer a quien sustituirá la vieja heredera.


“La señorita Dawnay era deliciosa – comenta conmovido Mr. Watson, el agente inmobiliario que se ocupa de la venta del aldea
 – y deseo que el futúro también será igualmente benevolente con los residentes”. Junto a él, esperan también las familias de West Herleston que de un día al otro pudieran estar sin una casa.

Eve Dawnay, en su testamento, ha dejado claras disposiciones: el aldea se puede vender, pero sólo a alguien que respete el lugar y que no lo altere y que sobretodo no aumente  los alquileres. En realidad, pero, nadie puede saber lo que sucederá. “Yo creo que pudiera ir en dos maneras – afirma Mr. Watson – . O llegará alguien con una mente puramente comercial, que subirá los precios, o un hombre de negocios que tiene bastante dinero para mantener los alquileres bajos”. La generosidad y la mentalidad poco comercial de la vieja propietaria han permitido a mucha gente de vivir en West Heslerton , creando de hecho una población eterogénea: parejas jóvenes, viejos, familias con niños. No es un lugar para ricos, es decir.

Ahora, por la módica suma de 20 millones de esterlínas libres, alguien podría hacer un buen negocio verdadero: el pueblo tiene a su interior 43 cabañas, una gasolinera, una iglesia, una taberna y una residencia patronal con 21 cuartos de cama. “Hemos recibido peticiones de información desde todo el Reino Unido, y también de Arabia Saudí y Escandinavia – afirma el agente inmobiliario -, pero si hubieran dos ofrendas equivalentes, y uno de los dos oferentes fuera más favorable, sin duda se eligería él”. También Mr. Watson, por tanto, espera que el nuevo propietario será como la señorita Dawney.

“Queremos este lugar y es imposible encontrar otro pueblo con residentes tan honestos y deliciosos – precisa Verena Elliott, hermana de la difunta propietaria – hay un sentido de comunidad que es dificil encontrar en estos tiempos”. El aldea es a la venta, por tanto, pero todos desean que las cosas se queden como están, clavados a hasta hace 50 años, cuando los valores antepusieran el lucro personal y las vidas de las personas no estaban puestas en venta. Tampoco para 20 millones de esterlínas libres.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios