¿POR QUÉ LOS ITALIANOS NO ASISTEN MÁS A LOS CONTROLES DE SALUD?

2304
  • Italiano
  • English
fila asl

Enfermarse y morirse por salud. En una Italia utópica no debería ocurrir esto ya que el derecho a la salud está consagrado por la Constitución entre los principios fundamentales de nuestro sistema. Y sin embargo, sucede. A veces por “descuido” de los médicos y enfermeras, otra veces por ineficiencia de nuestro sistema sanitario, copado por largas listas de espera y cada vez más caro. Factores desalentadores que empujan a un ciudadano sobre diez a no curarse. Esto fue revelado por el último informe del Observatorio  cívico sobre el federalismo en la sanidad de Cittadinanzattiva, presentado recientemente hace unos pocos días en Roma.

El dossier habla claro: en las regiones el desembolso para estos servicios es mucho más elevado, debido al aumento de los gastos privados para los rendimientos e impuestos, los niveles básicos son menos garantizados que en otros lugares. Una bofetada a la eficiencia y a la equidad. Un italiano de cada cuatro, entre los más de 26 mil que han recurrido al Tribunal para los Derechos de los Enfermos en el 2015, lamentó la dificultad de acceso a las prestaciones para las listas de espera (más del 58%) y para los tickets (31%). En particular, han sido los residentes de Calabria, Friuli Venezia Giulia, Liguria, Marche, Sicilia y las provincias autónomas de Trento y Bolzano, así como el Veneto, en protestar por la espera excesiva para las visitas y los examenes.

En total el 7,2% de los italianos ha decidido de hacer caso omiso a curarse. El 5,1%, o lo que sería alrededor de 2,7 millones de personas, lo hicieron por razones económicas, el resto por los tiempos de espera. En las regiones del Sur, se encuentra la mayor cuota de renuncias (11,2%), seguidas por aquellas del Centro (7,4%). Se cierra el Norte, con el 4,1%. Las listas, vale acotar, no son iguales para todos: por ejemplo, para una revisión ortopédica los tiempos mínimos se registran en el Nord-Est (un poco más de un mes), aquellos maximos en el Centro (casi dos meses); para una primera consulta  cardiología con Ecg, si se asiste a los 42,8 días del promedio en el Nord- Ovest, a los 88 días del Centro; para la ecografía completa del abdomen completa se espera un mínimo de 57 días en el Nord Est  hasta un máximo de 115 días en el Centro; para la rehabilitación motora, si se va desde los 13 días del Nord Est a los casi 69 días del Sur.

En general, en una muestra de 16 asistencias sanitarias, los tiempos mínimos de espera  se registran todos en el Nord Est o Nord Ovest, los tiempos máximos, en 12 casos de 16, se reportan al Centro. En el Sur, y en particular en Campania y Apulia, los ciudadanos recurren con mayor frecuencia  a los especialistas privados en torno al problema de los tiempos demasiados largos en el público.

También en referencia a los tickets se registran grandes diferencias regionales: en referencia a las mismas 16 prestaciones, los tickets más bajos en precio para el público se registran principalmente en el Nord Est ( para 10 de cada 16), aquellos más impactantes en el Sur. El nivel de condivisión de los ciudadanos con respecto a los tickets entre el 2013 y el 2014 se redujo sólo en la región de Trento (-5,6%), en Sicilia (-2,2%), Piemonte (-2%) y Liguria (0,8%). En Valle d’ Aosta, en cambio, ha tenido un incremento del 11,9%. Cada año, los ciudadanos individualmente pagan, en promedio, más de 50 euros como cuota de participación en todas las Regiones del Norte y del Centro, con excepción del Piemonte, Las Marcas y la provincia de Trento, con picos cercanos a los 60 euros en el Veneto y Valle d’ Aosta y con un promedio de 42 euros en el Sur.

Luego está la alarma de prevención. De las 16 regiones controladas por el Ministerio de Salud en el 2013, sólo la mitad estaba en línea con las directrices del Ministerio al respeto: se trata de la Basilicata, Emilia Romagna, Liguria, Lombardía, Las Marcas, Toscana, Umbría y Véneto. Pero de estas, tres están haciendo pasos hacia atrás en comparación con el 2012  (Basilicata -7,5%, Liguria -7,5%; Veneto -10%). Y entre los ocho insolventes (Abruzzo, Calabria, Campania, Lazio, Molise, Piemonte, Puglia y Sicilia), cuatro son aún peores ( Puglia -15%, Sicilia -7,5%, Calabria y Campania -5%).

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta