EL ISLAM Y EL CRISTIANISMO, A LAS RAÍCES DEL CONFLICTO Entrevista al Profesor Massimo De Leonardis, Director del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Católica del Sagrado Corazón

1871
  • Italiano
  • English
islam cristiani

Para descubrir los origenes de un fenómeno complejo como aquel del yihad, se necesita regresar a los orígenes del Islam. Una religión particular, ya que es la única que ha tenido un “fundador (Mahoma ndr), quien fue un líder militar y ha conducido a los fieles a la batalla”. Lo explica a Interris.it , el Profesor Massimo De Leonardis, Director del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Católica del Sagrado Corazón, en el marco de la Conferencia organizada por la Pontificia Universidad Antonianum, sobre el testimonio a Dios de los Cristianos y Musulmanes. Todos los días escuchamos hablar acerca del Islam y el Cristianismo, a veces en términos de oposición, entre otras cosas de diálogo interreligioso, pero a menudo no entendemos las raíces del actual escenario geopolítico. De Leonardis, nos da una contribución para comprender, más allá de lo políticamente correcto, la relación entre estas dos religiones.

Hoy en día se piensa a menudo a la relación del Cristianismo-Islam, en términos conflictivos; ¿cuanto influye sobre esto la figura de Mahoma, el Corán y los acontecimientos históricos relacionados con la constitución del Islam?
Mientras que el Islam, enseguida, hizo uso de la fuerza para hacer del proselitismo, el Cristianismo “se ha extendido en los primeros tres siglos, gracias a la sangre de los mártires, la fe requiere un consentimiento voluntario y no puede ser impuesta con la fuerza. La Iglesia no ha utilizado el poder temporal como un brazo para propagar la fe, sino para defender la sociedad cristiana en contra de sus perturbadores “. Santo Tomás de Aquino deja claro que existen incrédulos, como los Judios y los Paganos, los cuales no han abrazado nunca la fe. Y a estos no se les debe forzar a creer de ninguna manera: por qué creer es un acto voluntario. Sin embargo, los fieles tienen el deber de obligarlos, si tienen la facultad, a no impedir la fe en Cristo. De aquí que el argumento utilizado por muchos sobre la supuesta violencia del Cristianismo, que históricamente existía, pero no establecida en los textos sagrados ni ejecutada por su ‘fundador’.

Islam está enmarcado por una fuerte monofisismo que se presta a la interpretación en favor de la Guerra Santa, para difundir el culto de Allah. Se piensa que además de esto, existan “rencores históricos” del Islam respecto al Cristianismo y viceversa?
“Recientemente, el jurista Carlo Cardia, recordó un incidente ocurrido durante las infructuosas entrevistas para la firma de una convención entre el Estado Italiano y las comunidades islámicas. Un exponente de estas últimas iglesias de agregar en la relación de la declaración a favor de la restitución de la antigua mezquita de Granada. Cardia,respondió irónicamente: ‘vosotros queréis de nuevo Granada y nosotros Constantinopla y la cosa finalizó allí. Permanece el hecho de que no se puede poner todo al mismo nivel. La expansión del ejército primero árabe y después turco conquistó toda el África Septentrional, el Medio Oriente, la España, la Sicilia y los Balcanes. Las Cruzadas fueron un intento de reconquista y el colonialismo europeo de los siglos XIX y XX, no se debió a motivos religiosos. Los franceses, por ejemplo, siguieron el principio ‘el Evangelio a los colonos, el Corán a los indígenas’. Comparten plenamente todo lo escrito recientemente por Ernesto Galli della Loggia: “En conclusión no me parece correcto, si los hechos cuentan para algo, que los occidentales y Europa tengan algo de hacerse perdonar por el mundo  islámico”.

La Encíclica Pacem in Terris, la primera de un Papa dirigida a todos los hombres de buena voluntad, afirma que la paz entre los pueblos se basa en la verdad, la justicia, el amor y la libertad. Es está una posible interpretación para cambiar la historia del conflicto entre los cristianos y musulmanes?
“El Magisterio constante de la Iglesia nunca ha predicado la paz a cualquier precio. Recientemente Joseph Ratzinger recordó esta doctrina. ‘La paz y el derecho, la paz y la justicia están inseparablemente interconectados. Cuando el derecho es destruido, cuando la injusticia toma poder, la paz está siempre amenazada y ya está, al menos una parte, comprometida. Ciertamente, la defensa del derecho puede y debe, en determinadas circunstancias, recurrir a una fuerza proporcional. Un pacifismo absoluto, que niega el derecho a utilizar cualquier medio de coacción, se resolvería en una capitulación delante a la iniquidad, ni sancionaría la toma del poder y abandonaría el mundo a los dictados de la violencia’. Un “diálogo” sobre el tema de la paz entre el Catolicismo y el Islam, puede sin duda, dirigirse sobre la base del principio de que no se debe asesinar en nombre de Dios, sino a ir más lejos en un plano teológico, me parece difícil. “Si la paz es un regalo del cielo, una gracia’, la utilidad de las oraciones por la paz que unen a los representantes de las diferentes religiones, posiblemente, puede ser política o diplomática, pero no ciertamente tener un valor sobrenatural”.

¿Es posible y vale la pena volver a descubrir los puntos en común entre el Cristianismo y el Islam en el mundo secularizado actual?
“De hecho, tenemos una situación con algunos elementos contradictorios. En los Países musulmanes, los cristianos están sujetos a diversos grados de persecución o marginación, tanto así de verse obligados a abandonar el país. Al mismo tiempo, el Catolicismo y la Ortodoxia comparten con el Islam la defensa de algunos fundamentos del derecho natural y la oposición a algunas degeneraciones como de hecho las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo. Sin embargo, el Islam admite las prácticas anticonceptivas, que por ejemplo están activamente promovidas en Irán, y la destrucción de los embriones excedentes con la finalidad de la investigación de las células madre, mientras que la condena del aborto no es para nada total. Por tanto, creo que en algunas sedes internacionales en donde se manifiesta virulento el pensamiento laico se puedan verificar convergencias tácticas entre la Santa Sede y los Países islámicos en oposición a eso, el resto se debe construir “.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta