EL PLAN SECRETO PARA SIRIA

1108
  • Italiano
  • English
siria

En los próximos tres meses, el conflicto en Siria podría sufrir una peligrosa escalada llevando al enfrentamiento entre los aliados de la Otan y la Rusia. Detrás de este escenario, está la determinación de Turquía, Arabia Saudita y Qatar, países sunitas, para expulsar a Assad y los chiítas alauitas de Damasco, y dividir en dos la Siria. Un proyecto sobre el modelo de Alemania después de la Segunda Guerra Mundial. De acuerdo con fuentes acreditadas de inteligencia para dividir el Plan de Ankara y Riad, que encuentra el apoyo de Washington, tiene el objetivo de dividir el país del Medio Oriente en Gharbistan (occidental) y Sharqistan (oriental) bajo la influencia de las naciones  líderes de las coaliciones sunitas. En este modo Ankara, podría acabar con los kurdos que se encuentran en el territorio Siriano y al mismo tiempo en los dos países patrocinadores del Islam radical, podrían proporcionar una via de salida del Isis. Seguiría siendo el problema de los grupos vinculados a Al Qaeda Jabhat al Nusra  que están concentrados principalmente en torno a Damasco y aquí, de acuerdo con el plan de Ankara y Riad, se dejaría una porción de territorio a Rusia, que tendría el objetivo de eliminar al-Qaeda.

El escenario recuerda mucho los acontecimientos que tuvieron lugar en la Segunda Guerra Mundial. Las negociaciones con Mónaco prácticamente sin ningún resultado, al igual que en 1938, luego es una guerra total con una fuerte coalición contra Assad y al final el desmembramiento del país. Hipótesis de que ve el apoyo de los Estados Unidos, pero que al mismo tiempo apoyan los kurdos, hasta el momento los únicos adversarios concretos en el terreno contra el Califato. Sin embargo, esto contrasta con los proyectos de Erdogan que quiere aprovechar el conflicto sirio para acabar con los grupos armados kurdos. Lo mismo que Italia y Alemania que están entrenando y armando. El control de Siria por parte de Turquía y Arabia Saudita también representa un riesgo para la comunidad cristiana que sería aún más perseguida, vista la actitud de esos países hacia los cristianos. Desde hace algún tiempo en Turquía que asiste a un aumento de la restricción de la libertad religiosa.  En Arabia está  esta ausente y cualquier otra profesión de fe diferente del Islam está siendo perseguida y castigada con la muerte.

Contra este plan se encuentra en el campo la Rusia e Irán que apoyan a Assad y combaten el Isis con especial eficacia. En los últimos días en Siria llego con fuerza una expedición de Teherán fuerte de 2.000 hombres, y éstos son opciones añadidas formaciones, Hezbllah y fuerzas especiales rusas. El apoyo de estos soldados a las fuerzas en sirio lealista, ha permitió la reconquista del territorio tanto en Homs como en Alepo. El fortalecimiento del poder de Assad preocupa a Turquía y la Arabia, que verían también un aumento de la hegemonía iraní y chií en el Medio Oriente. No sólo. Las victorias de los kurdos contra el Isis en Irak y el norte de Siria han puesto en estado de agitación al Ankara. En este marco donde las alianzas y los enemigos se entrelazan y se funden Europa y la Otanson que son mudos espectadores, indecisos entre el apoyo del aliado Otan Turco y las razones políticas y de oportunidad. Una ausencia en el plan de toma de desiciones que se arriesga de dejar espacio al proyecto de radicalización del escenario futuro con una Siria dividida y desertificada por los cristianos y kurdos.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios