MÉXICO, FRANCISCO: “LA FAMILIA NO SERÁ DERROTADA POR LA SOLEDAD”

549
  • Italiano
  • English
famiglia

Después de la Misa con los pueblos indígenas del Chiapas, Francisco encontrará a las familias mexicanas en el estadio “Víctor Manuel Reyna” de Tuxtla Gutiérrez. En acogerlo es el Gobernador del Estado de Chiapas, que le entrega las llaves de la Ciudad. El diálogo con las parejas casadas se introdujo para la dirección del saludo del Arzobispo del lugar, S. E. Mons. Fabio Martínez Castillo. Francisco entra inmediatamente en el diálogo con las familias presentes. “Buenas tardes”, exclama.

Cuatro nucleos familiares cuentan al Papa sus historias. En hablar es un chico con discapacidad que sufre de distrofia muscular, el hijo de una pareja de esposos que han celebrado 50 años de matrimonio, dos divorciados vueltos a casar, y una mujer soltera con cinco hijos. En miles lo aclaman. Él escucha a las familias y a los jóvenes de Chiapas. Bergoglio da la gracias al Señor por su presencia en el suelo mexicano: “es hermoso estar en esta tierra, es hermoso estar en este lugar, que gracias a ustedes tiene sabor familiar, de hogar. Doy gracias a Dios por vuestros rostros y por vuestra presencia, agradezco a Dios por la palpitación de Su presencia en vuestras familias “. Para aquellos que han testimoniado  su propia experiencia, el Pontífice hizo un agradecimiento especial: “Nos habéis abierto las puertas de vuestras casas y de vuestras vidas; nos habéis permitido de sentarnos en vuestra mesa donde compartís el pan que os nutre y el sudor de frente de las dificultades cotidianas. El pan de las alegrías, de las esperanzas, de los sueños y del sudor de frente a la amargura, a la decepción y a las caidas. Gracias por permitirnos entrar en vuestras familias, en vuestros comedores, en vuestra casa”.

En responder a Manuel, el chico parapléjico, que afirma de ser afectado por la expresión “dar valor (Echarle ganas)”. Esto es lo que hace el Espíritu Santo, “nos da coraje, nos da razones para seguir apostando, soñar y construir una vida que tenga sabor de de hogar, de familia”. Este es el plan de Dios “Cuando todo parecía perdido aquella noche en el jardín del Edén -. Continuó el Papa -, Dios el Padre. ha dado valor a aquella joven pareja y le demostró que no todo estaba perdido. Cuando el pueblo de Israel sintió que no había más que una sensación en la travesía del desierto, Dios Padre le ha incitado a tener coraje con el maná. Cuando llega la plenitud de los tiempos, Dios Padre le ha dado coraje a la humanidad para siempre dandonos a su Hijo”.

Incluso nosotros, a lo largo de nuestras vidas, hemos tenido “experiencias que en muchos momentos y en diferentes formas, Dios Padre ha dado valor a nuestras vidas”. Francisco hace a los presentes una pregunta: “Por qué no puede hacer otra cosa? Debido a que su nombre es amor, su nombre es un don gratuito, su nombre es dedicación, su nombre es misericordia. Todo esto no los ha hecho conocer en toda su potencia y claridad en Jesús que ha dado su vida hasta la muerte para hacer posible el Reino de Dios”. Este reino tiene sabor de familia”. Sólo con Jesús este Reino es posible.

Francisco reza por los adolescentes, “aquellos que están desanimados y pasan por momentos difíciles, sin impulso, sin fuerza, apáticos”. Esto es debido a la soledad, “no tiene a nadie con quien hablar. La inseguridad, la escasez, muy a menudo el no tener ni siquiera el mínimo indispensable nos puede hacer desesperar, nos puede hacer sentir una fuerte ansiedad porque no sabemos cómo hacer para seguir cuando tenemos hijos a nuestro cargo. La inseguridad laboral, no sólo ataca al estómago, sino que incluso puede amenazar el alma. Existe una inseguridad que puede ser muy peligrosa, que puede insinuarse en nosotros sin que nos demos cuenta, y es la que nace de la soledad y del aislamiento “, convocado por el Papa” un mal consejero”.

“La tentación más grande que tenemos de frente es estar solos – continúa Bergoglio -, y lejos de darnos coraje esta actitud, como tarma, vaciando el alma.” Para combatir la inseguridad no son suficientes las “leyes que protegen y garantizan el mínimo necesario a fin que cada familia y cada persona puede crecer a través del estudio y el trabajo decente”, es necesario el amor de Dios que cada uno de nosotros experimenta “en el servicio y en la asistencia a los demás. Las leyes y el compromiso personal son una buena combinación para romper el ciclo de la precariedad”.

En el día de hoy, la “familia está metida en discusión. Se cree que esa sea un modelo obsoleto e incapaz de encontrar un lugar dentro de nuestra sociedad que, con el pretexto de la modernidad, que cada vez más favorecen a un sistema basado en el modelo de aislamiento”. El Papa sabe que vivir en familia no es fácil, “a menudo es doloroso y agotador, pero, como más de una vez dije refiriendome a la Iglesia, pienso que esto podría aplicarse también a la familia: prefiero una familia herida que cada día intenta combinar el amor, una sociedad enferma por el cierre y la comodidad del miedo al amor. Prefiero una familia que una vez después de la otra busca reanudar a una sociedad narcisista y obsesionada por el lujo y la comodidad. Yo prefiero una familia con un rostro cansado por los sacrificios a las caras fingidas que no conocen la ternura y la compasión “.

“Ustedes, queridos mexicanos, tenéis algo más, tenéis mas ventajas – dice Francisco -. Tenéis la Madre, la Virgen de Guadalupe que quizo visitar estas tierras, y esto nos da la certeza de que, por su intercesión, este sueño llamado familia, no será derrotado por la inseguridad y la soledad. Ella está siempre lista para defender a nuestras familias, nuestro futuro, y está siempre dispuesta a brindarnos coraje al darnos a su Hijo. Para ello os invito a tomarnos de las manos y rezar juntos un Ave María.”

Después del discurso, Bergoglio confirma los votos matrimoniales de los esposos presentes y desea a todos los novios de poder experimentar muy pronto la alegría de ser cónyuges. Se canta el Padre Nuestro, y antes de la bendición final, el Papa pide orar para que San José interceda por todas las familias del mundo. Aclamado por la multitud, Francisco regresa en avión a la Nunciatura en la Ciudad de México, donde pasará la noche.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios