LAS PRIMERAS PALABRAS RUMBO A LA UNIDAD DE LAS IGLESIAS

844
  • Italiano
  • English
papa kirill

“Finalmente!”. Fueron necesarios casi mil años para que los católicos y ortodoxos encontraran el hilo del diálogo. Y Papa Francisco, con su habitual naturalidad, lo expresó con una exclamación de alivio. La reunión con Kirill I, el Patriarca de Rusia, marca un punto de inflexión histórico en las relaciones entre las dos confesiones, que logra un paso decisivo hacia adelante, hacia un horizonte aún lejano, la unidad. La reunión tuvo lugar en el Salón de Honor del aeropuerto internacional “José Martí” de la capital cubana. Un territorio “neutral”, el cual se optó con la ocasión del viaje de Bergoglio a México, mientras que Kirill realiza una visita oficial a Cuba, para marca distancia a  las razones de las viejas divisiones religiosas e históricas.

Al inicio de la entrevista, con la presencia también del Cardenal Kurt Koch y del Metropolitano Hilarión, la palabra “hermano” en español, fue repetida varias veces por Bergoglio. “Somos Hermanos”, reiteró el Pontífice al Jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Y a un cierto momento, Kirill también afirmó: “Ahora las cosas son más fáciles.” Y el Papa, en español, enseguida traducido al ruso por el intérprete: “Es muy claro que está es la voluntad de Dios.” Los cristianos del Medio Oriente, pero también la familia, el medio ambiente y el deseo de continuar por el camino de la unidad, son algunos de los temas de la declaración conjunta firmada por el Papa y el Patriarca Kirill. Entre los temas también el de Ucrania, para el que se espera la superación de la crisis, y el de Europa, de la que se recuerdan las “raíces cristianas”.

“Nuestra mirada se dirige principalmente hacia las regiones del mundo donde los cristianos son víctimas de persecución”, es uno de los temas del documento sobre el martirio de los cristianos. Acerca de la familia: “Se basa en el matrimonio, un acto libre y fiel de amor entre un hombre y una mujer”, se lee en el comunicado, en el que expresa su preocupación por la crisis que la institución está experimentando.

En actuar como un orgulloso anfitrión, el Presidente Raúl Castro, el cual volvió a ver a Bergoglio, después de la visita de este último a Cuba del pasado septiembre, que se produjo después de otro “deshielo” asombroso, aquel ocurrido con los Estados Unidos. Castro ha dado la bienvenida y saludó a Francisco, apenas aterrizado del avión, con un cálido apretón de manos. Luego tuvo una entrevista privada con él en la Sala del aeropuerto, antes de aquel pautado con Kirill. Pero es el nuevo curso entre el Papa y el Jefe de los Ortodoxos Rusos – Un encuentro que nunca tuvo lugar ni con Juan Pablo II ni con Benedicto XVI – a dar la talla de este día que quedará escrito en los libros de historia. Al final de su reunión, el Papa y Kirill firmaron una declaración conjunta sobre los temas más importantes. “Orando por mis hermanos en Cristo, Papa Francisco y el Patriarca Kirill.

“Contento que el diálogo iniciado en 1964 con Atenágoras y Pablo VI, sigue dando sus frutos”, escribió enseguida el Patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé, en un tweet. “Hoy es un día de gracia. El encuentro con el Patriarca Kirill es un regalo de Dios. Rezáis por nosotros “, a su vez, tuiteó Papa Francisco en vuelo hacia La Habana. Un viaje “para llevar un mensaje de esperanza”, así definió Francisco el suyo a Cuba y  para el pautado a México, en el telegrama de saludo enviado al Presidente Mattarella: es sin duda el nuevo puente lanzado hoy que da esperanza para un mundo con menos divisiones.

Antes de partir hacia México, el Pontífice dirigió un saludo al Presidente Cubano, Raúl Castro. “Señor presidente – escribió Bergoglio – a lo largo de mi camino hacia México para mi viaje pastoral como misionero de la misericordia y de la paz, le agradezco por su generosa hospitalidad durante mi breve estadía en Cuba, que me ha dado la oportunidad de recordar la acogida afectuosa y cálida que el pueblo cubano me brindó el pasado mes de septiembre”. Sobre todo, continuó el Santo Padre, quiero agradecerle a Usted, Señor Presidente, y a su gobierno, por la voluntad de hacer posible mi encuentro con Su Santidad el Patriarca Kirill de Moscú y de toda Rusia “. Según el Papa “ha sido un encuentro importante, del cual espero todo lo mejor. No podemos dejar de comprometernos por el camino del diálogo, del encuentro y de la comprensión, si queremos lograr la paz, la reconciliación y la convivencia de todas las personas de buena voluntad “.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta