FÍSICA EN LA HISTORIA: DESCUBIERTAS LAS ONDAS GRAVITACIONALES

660
  • Italiano
onde gravitazionali

Se propaga en el universo como ondas generadas por una piedra arrojada al agua y después de millones de años, alcanzan nuestra atmósfera. La existencia de las ondas gravitacionales, teorizada por Albert Einstein, hace más de un siglo, ha sido demostrada oficialmente. Se trata de un descubrimiento sensacional, igual al del “bosón de Higgs”, que abre nuevas fronteras para la plena comprensión de la creación.

Todo proviene de la colisión de dos gigantes agujeros negros que ocurrió hace 1,3 millones de años, que creó una onda en el tejido del espacio-tiempo, que llegó a la Tierra el 14 de septiembre del 2015. “Al igual que Galileo, que fue el primero en apuntar el telescopio hacia el cielo, está nueva visión del espacio nos dará una comprensión más profunda del cosmos y nos conducirá hacia descubrimientos inesperados”, dijo France Córdova, directora de la US National Science Foundation, que financió la investigación.

El fenómeno ha sido observado por dos detectores subterráneos en los Estados Unidos, diseñados para captar las mínimas vibraciones  producidas por las ondas gravitacionales Dalal, un proyecto conocido como el nombre de Interferometer Gravitational-wave Observatory y del acrónimo LIGO.
El grupo del Ligo trabaja en estrecha colaboración con los colegas italianos de Virgo y los franceses Cnrs. Se necesitaron de meses para que los científicos verificaran los datos antes del anuncio de hoy, que marca la culminación de una investigación en curso durante décadas.

Las ondas gravitacionales miden la tensión del espacio, un efecto del movimiento de grandes masas que deforman la estructura del espacio-tiempo, se mueven a la velocidad de la luz y no se puede detener por nada. Según Einstein, el espacio-tiempo es una especie de red que cede bajo el peso de los objetos y las ondas de gravedad son como ondulaciones en la superficie de un estanque causadas por una piedra lanzada. Los científicos previamente habían sido capaces de deducir la existencia de las ondas gravitacionales, pero nunca antes hasta el momento a observalas.

“Tras el descubrimiento del bosón de Higgs, la comunidad internacional de los físicos, celebra hoy otro importante hito científico: la primera confirmación directa de la existencia de las ondas gravitacionales. Un regalo perfecto para los 100 años de la relatividad general de Albert Einstein, que fue el primero en pensar en ellos y en describirlo en sus ecuaciones”, lo comentó el Ministro de Educación, Stefania Giannini. “Este resultado – añadió – fue posible gracias al compromiso de una colaboración global de más de un millar de científicos, distribuidos en cuatro continentes. Es un resultado que tiene sus raíces también en la prestigiosa tradición de nuestro país en el campo de la física, en el trabajo pionero de Edoardo Amaldi, Guido Pizzella y Adalberto Giazotto”.

Al igual que hace cuatro años, en el Cern de Ginebra, Italia es hoy en día uno de los protagonistas del descubrimiento, hizo hincapié Giannini, “gracias a la inteligencia, a la terquedad y al compromiso de los investigadores de la Colaboración Virgo, que está a la cabeza del Interferómetro del European Gravitational Observatory (Ego), de Càscina, cerca de Pisa, proyecto concebido y realizado por el Instituto Nacional de Física Núclear y del Centro Nacional de Investigación Científica Francés. Un laboratorio de excelencia de la insignia italiana, de nuestros científicos y de nuestra industria. ”

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios