EMBRIONES OGM

355
  • Italiano
  • English
manipolazione dna

Poner mano en la Creación ha sido siempre la gran tentación del hombre. Más que la conquista del espacio, en muchos aspectos todavía considerada imposible y, por lo tanto, menos atractiva. Hace miles de años los primeros cirujanos trataron, con diferentes éxitos, abscesos y fracturas óseas. Unos siglos más tarde Leonardo ilustraba detalladamente la anatomía del cuerpo humano. En los inicios del siglo 19, de hecho, la escritora Mary Shelley escribiá su “Moderno Prometeo”, más tarde rebautizado como “Frankenstein”, en la que dio voz al sueño prohibido de la ciencia: derrotar la muerte.

Es la racionalidad, la conciencia misma del fin, que nos empuja a no aceptar lo ineludible. A veces esto nos conduce al progreso en el campo de la medicina, basta pensar en las vacunas y en las terapias que han reducido significativamente la tasa de mortalidad en el mundo occidental. En otros casos, sin embargo, nos conduce a zonas grises donde lo permitido y lo prohibido, lo ético y lo cínico se mezclan. ¿A dónde podemos ir? ¿Existe un límite para el conocimiento? Y sobre todo, ¿cual es el “mal menor”? Preguntas que surgen cada vez que nos encontramos de frente a la bioética, allí donde la ciencia, la religión y la moral se enfrentan, como si nos encontramos aún en los tiempos de Galileo. Y que regresan como actuales en los días en los que la Human Fertilisation and Embryology Authority (Hfea), la autoridad británica al campo de la fecundación asistida y embriología, aprobó la solicitud de lacientífica Kathy Niakan, de utilizar embriones genéticamente modificados para su investigación.

El objetivo es noble, y es muy claro. Los estudios del equipo tienen como objetivo el proporcionar una comprensión más profunda de lo que ocurre en los primeros momentos de la vida humana. Para comprender, entre otras cosas, tales como cuales son los factores genéticos que podría afectar en los casos de aborto espontáneo. La experimentación , que involucra embriones en vitro utilizados y que se llevará a cabo en el Instituto Francis Crick en Londres, se ejecutará a través de un tipo de láser molécular capaz de intervenciones muy precisas en el Adn. Los genes se desactivarán de forma individual para ver cuál es su función. La operación se iniciará en una célula y terminará cuando el desarrollo habrá producido 250. Después el embrión será destruido. Y aquí surgen las primeras dudas éticas, dada la santidad de la vida. Si, de hecho, profesamos que la dignidad humana comienza desde la concepción, ¿cómo podemos aceptar que los embriones “enlatados”sean utilizados libremente para el progreso científico y posteriormente desintegrados? Es una bofetada a la vida.

La buena noticia, si así se puede definir, es que estos “embriones ogm” no podrán ser implantados en una mujer. Los mutantes, de hecho, no verán la luz. Por los momentos, al menos, … El genetista Edoardo Boncinelli, entrevistado por el Agi, mientras que definía  como “básica” la investigación de la británica y excluyendo que puede dar inicio a la creación de los niños “a la medida”, no se puede predecir si está hipótesis se podrá tomar en consideración para el futuro. “Estudiar para tratar de entender algo no es algo errado – explico – que después un día la ciencia nos conducirá a la creación de los niños genéticamente modificados  que no podemos excluir”. Y agregó: “No podemos saber si esta investigación serán el principio de algo, pero antes o después alguien se dedicará a la investigación que llevará al nacimiento de los niños ‘a la medida’ “.

Casi como ocurrió con la división del átomo, de hecho. Enrico Fermi descubrió una nueva fuente de energía y no podía imaginar que en pocos años, sería utilizada para arrasar el suelon de Hiroshima y Nagasaki. El riesgo es que los resultados de esta investigación pueden dar biogenética un impulso decisivo hacia la creación de hombres que conducen a la guerra. Prácticas con las que se están trabajando en diferentes partes del planeta. De acuerdo con una encuesta realizada en la China.

En el pasado mes de abril, un China un grupo de científicos había admitido de haber comenzado las pruebas de la manipulación de los embriones. El experimento, llevado a cabo con una técnica de Crispr-Cas9 (casualmente la misma que será utilizada en el Reino Unido) se ejecuta en 86 embriones mediante la inserción de la proteína Cas9. Al final sobrevivieron solamente 71 pero sólo unos pocos mostraron señas del nuevo material genético. Para los genetistas en los próximos años, las técnicas de manipulación permitirán de manipular el Qi hasta 60 puntos más allá. El aterrador “Ultra Hombre” de Nietszche) podría, de hecho, muy pronto abandonar la filosofía y convertirse en una realidad científica. Llevando a la humanidad hacia un nuevo atardecer.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

 

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta