FAMILY DAY PARA UNA ITALIA FARO DE LA CIVILIZACIÓN

359
  • Italiano
  • English
family day

Un cielo despejado y un clima de invierno inusualmente soportable acogieron el pasado sabado al pueblo del Family day, la gran manifestación organizada por el Comité “Defendamos a nuestros hijos” , para disputar pacíficamente contra del proyecto de ley ddl Cirinnà, en estos momentos en exámen por el Senado. El texto de la ley esencialmente crea una nueva institución para las parejas del mismo sexo, equiparando las uniones homosexuales al matrimonio, introduciéndolos directamente en el código civil. Además, el proyecto de ley ddl extiende a las uniones civiles la denominada “stepchild adoption”, o sea, la adopción de un niño que vive con una pareja del mismo sexo, el hijo biológico de uno de los dos, favoreciendo indirectamente la práctica del útero en alquiler.

Numerosas las intervenciones previstas en el programa al Circo Máximo, que se convirtieron de manera inesperada en protagonista de una fiesta alegre, pero sin “enemigos” para atacar, coloreada por miles de globos de color rosa y celeste. A las 12,00 – Dos horas y media antes del inicio oficial del evento – el Circo (que tiene una capacidad de alrededor de 300 mil  personas) estaba ya colmado de personas: familias con niños, así como también abuelos, solteros y grupos de chicos que con pancartas y banderas, quisieron expresar su apoyo a la familia natural y su oposición al proyecto de ley ddl renominado para la ocasión “Ciri-NO”. Después de todo, en acogerlos, fue un escenario con una pancarta azul que decía “Family Day. En defensa de las familias y los niños.”

A las 12.30 el neurocirujano romano Massimo Gandolfini, nacido en el 51 y portavoz del Comité Organizador, se dirigió a la Secretaría de Gobernación para encontrar al Ministro del Interior, Angelino Alfano y al Nuevo Ministro de Asuntos Regionales, Enrico Costa, delegado a la Familia. Al mismo tiempo, del Pd en dictar la línea del Primer Ministro, Matteo Renzi, fue nombrado Vicesecretario Lorenzo Guerini, quien dijo: “Nosotros escuchamos a las plazas y también escuchamos las razones de aquella de hoy, pero en lo que respecta a las leyes de uniones civiles, no vamos a dar un paso atrás”.

A las 12.45, la Diputada del Área Popular, ex Pidiessina, Paola Binetti afirmó: “El Circo Máximo ya está repleto: Faltan dos horas y medio millón de participantes ya está asegurado”. La psiquiatra Romana está convencida de que el gobierno tengas dudas sobre el proyecto de ley ddl Cirinnà y que del tema de las adopciones pueda existir un revés. Pero, sobre todo, vuelve a a pedir enérgicamente medidas de apoyo para la familia. “Ap solicita con urgencia la programación del Family Act,  presentada en julio del año pasado.” A las 14,00 los organizadores hacen saber que los participantes son de “un millón”.

A las 14.30 el Family Day inicia. En el escenario, el organizador abre paso con una nota de júbilo para la gran concurrencia: “Vosotros sois más de lo que habiamos calculado – aseguró – Han pasado siete meses desde la plaza del 20 de junio y hemos aumentado.” “En la tradición de la cultura judía, cuando un evento se repite tres veces, se vuelve una costumbre”, agregó, con la esperanza de que la manifestación en defensa de la familia se convierta en una cita fija. Después de agradecer a las regiones del Veneto, Liguria y Lombardía, por la presencia del Confalón, el médico Neocatecumenal hizo una especie de llamado a las regiones. “La familia no puede ser el último instituto  y ser olvidado, cuando en realidad, es aquel mantiene unida a la sociedad italiana”. Desde el escenario, reiteró que el proyecto de ley ddl Cirinnà “debe ser detenido. Pensar de reestructurar esta ley en alguna parte es un error “.

Según el portavoz del Family Day en materia de derechos sobre las uniones civiles, Italia no se quiere quedar atrás respecto a Europa, como sostienen muchos, sino como “un faro” y un ” punto de apoyo para que se mantenga la civilización y el respeto por el niño, que significa vivir con un padre y una madre “. “Una ley sobre las uniones civiles – concluyo Gandolfini – deberia simplemente hacer un copia y pega entre los derechos civiles que ya existen. Esperamos que el Primer Ministro Renzi, tome en cuenta esta plaza, todos deberían hacerlo “.

A las 14,45 a intervinieron en el escenario  los otros miembros del Comite “Defendamos a nuestros hijos.” El primero en salir es Mario Adinolfi, quien agradeció a los manifestantes, “una plaza así nunca se había visto.” Luego del ataque contra el Primer Ministro, invitandolo a volver sobre sus pasos: “Renzi recordemos: en el 2007 junto con él, compartí esta misma plaza – dijo Adinolfi -. El proyecto de ley ddl Cirinnà quiere colocar la  etiqueta de precio al lado del nombre de nuestros hijos “. Gianfranco Amato, Presidente de los Juristas para la vida, en cambio, ha puesto el énfasis sobre la negación del útero en alquiler: “Estamos aquí para demostrar lo obvio, que no se puede mercantilizar el cuerpo de una mujer.” Duras críticas también por parte de Toni Grandi, presidente de Pro Vida Onlus quien habló “de la industria del útero en alquiler que gana decenas de miles de millones de dólares.”

A las 15,00 Gandolfini interrumpe las intervenciones para proporcionar nuevos datos de la asistencia en el Circo Máximo. “Somos dos millones”, dice el promotor agradeciendo a los participantes que vinieron de todas partes de Italia. En el escenario luego intervinieron otros miembros del Comité Defendamos a nuestros hijos: entre otros, Giusy D’Amico de la asociación No se toca a la familia, Emauele Di Leo, Nicola Di Matteo, Paolo Maria Floris e Costanza Miriano  que hablaron de una apuesta segura y pidieron a la política de escuchar las solicitudes de la gente, de no “tocar a la familia”, sino de defenderla.

Poco después, a las 15:30, se transmitió un vídeodonde se denuncia la esclavitud que sufren las mujeres que se someten a la práctica ilegal del útero en alquiler. Después intervino Jennifer Lall, Presidente del centro bioético y cultural estadounidense, denunciando como California es la patria del útero en alquiler y de como no existen datos fiables sobre esta práctica. “La Maternidad subrogada por la trata a los niños como productos para vender y de comprar, de los que se debe dejar a un lado cuando no sirven más”, explicó la activista.

A las 16.15, en la conclusión de la manifestación, Gandolfini regresa al escenario y señala con el dedo contra el texto de ley: “Esta es una ley  destructiva advierte – se necesita estar muy atentos. Las consecuencias serán culturales y atacaran a nuestros hijos. Los reglamentos de las perreras – explica – prohíbe de separar a los cachorros de su madre antes de los 60 días; en cambio para el útero de la mujer, según el proyecto de ley Cirinnà, se puede hacer … “. También rechazó el intento de equiparar la familia natural con otros tipos de uniones, pero también es conocida como “inaceptable” la adopción disfrazada de acogimiento familiar: “Se puso en duda la verdad del hombre, su naturaleza.”

A las 16,30  se concluye la manifestación descrita por el L’Osservatore Romano como una “Participación amplia y transversal, expresión de todas las almas de la sociedad italiana.” Gandolfini cierra el discurso contra aquellos que quieren “cambiar” la familia tradicional: “La plaza es la única es la unica forma civilizada y honesta, para nosotros que no tenemos poderosos grupos de presión, para mostrar cual es el sentimiento común” “El hombre y la mujer forman el matrimonio, los otros son una alquimia” comentó el médico como conclusión del evento.

No sólo los católicos, sino también muchos laicos y miembros de otras religiones apoyaron el evento. A las 16,40 intervino el Gran Rabino Jefe de la Comunidad Judía de Roma, Riccardo Di Segni, quien envió una carta al Family Day destacando de no estar sólo presente debido a que el evento coincide con el shabbat. “No se puede instrumentalizar a los niños por nuevas ideologías. Como dice Papa Francisco, los niños no son animales de experimentación “, comentó el rabino.

El Family Day ha visto un pueblo diverso y unido para defender a la familia, así como es sostenida por la misma Constitución italiana. Pero el evento, incluso después de la guerra inevitable de cifras figuras sobre el número real de participantes, no debe detenerse ahí, como si se hubiera llegado a un hito. El Family Day debe en cambio representar el primer paso hacia una conciencia ampliamente compartida sobre el hecho de que destruir la familia, núcleo principal de la sociedad, sería destruir la humanidad misma.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios