EN SILENCIO PARA GRITAR EN DEFENSA DE LA FAMILIA Centinelas en pie en muchas plazas en Italia, entre algunas controversias. Y desde ayer está online la página web dedicada al evento: www.familyday2016.it

329
  • Italiano
  • English

En Turín, Milán, Trento, Génova, Florencia, Bolzano – sólo para nombrar las ciudades más grandes, fueron unas cincuenta en toda la Bota – cientos de Centinelas en pie estuvieron en vigilia el sábado para defender la familia, fundada por la unión de un hombre y una mujer. ¿Por qué en silencio? Porque no hay nada como el silencio – afirman – hoy en día silenciada por un poder que tiende a reducir la necesidad de la verdad y la necesidad infinita inherente a todo ser humano. El poder moderno utiliza este método a través de una sistemática y difusiva oferta de respuestas parciales e inmediatas, vinculadas por voces e imágenes que transmite la tecnología todo el tiempo, en todas partes, casi sin parar. Todo esto no puede suceder sin nuestra connivencia: a cambio de la satisfacción de muchos caprichos, renunciamos a nuestra libertad, abdicando a la tarea de buscar una respuesta total.

Están en las plazas por amor a la libertad de poder decir que hemos nacido con sexo masculino y femenino, que la única dualidad posible es aquella de hombre-mujer, que los niños no son un derecho sino un don y que ellos sí, en cambio, tienen el derecho a nacer sin ser fabricados para el uso y consumo de los adultos y de tener un padre y una madre. “Estamos en la plaza – dicen – por el bien de aquellos que tienen la conciencia dormida, de aquellos que contestan debido a que es una víctima consciente o inconsciente de la ideología.

Algunas veces terminan siendo blanco de los extremistas. A veces de manera pesada, como ocurrió en el 2014. Esta vez, en Turín, la manifestación de las Centinelas en pie fue interrumpida por un grupo de manifestantes que tocaban las campanas del Tobike y cantaban canciones de Raffaella Carrà y Lady Gaga, así como cantaban canciones de provocación y de protesta. En Cagliari han ocurrido episodios similares: los gritos de “¡Vergüenza “! ¡Vergüenza! “, los  partidarios de la ley Cirinnà que negaron a las centinelas la libertad de manifestar libremente. Más limitada, sin embargo, fue la protesta del “anti-family day” en la plaza de Milán el 25 de abril.

“A menudo – confirman – que sus vigilias son muy disputadas. Grupos de personas más o menos enojados que dan cita para burlarse, insultarnos, ofendernos, para provocarnos. Algunas veces, estas disputas han resultado en agresiones verdaderas. De frente a todo esto, nunca hemos respondido sino con nuestra presencia silenciosa, ¿por qué? Simple, porque nosotros no tenemos enemigos. No tenemos un oponente y tampoco un equipo para derrotar, nosotros estamos en las plazas por nuestra libertad y la de todos, estamos en las plazas para despertar las conciencias, incluso de aquellos que nos disputan. Nuestro único enemigo se llama mentira y engaño “.

“Nosotros – concluyendo- no aceptamos no poder expresar nuestras opiniones, por esta velamos. Con la boca cerrada, pero con los ojos abiertos, de pie en las plazas como todos los días de nuestras vidas, nos movilizamos para mostrar nuestra firmeza al decir que no será una ley en a callar nuestras conciencias “.

Mientras tanto continúa la Marcha hacia el Family day del 30 de enero. Desde ayer está on line el portal dedicado al evento: www.familyday2016.it  imágenes, comunicados de prensa e información actualizadas en tiempo real. El Circo Massimo de Roma, está listo para acoger un río de personas (activar convenciones con los medios de transporte nacional y romanos) que creen en la familia, así como la naturaleza lo quiere: un hombre y una mujer. No es una manifestación contra los derechos a las uniones civiles, pero para decir no a la equiparación con el matrimonio construido con la unión entre el hombre y la mujer. A posibles futuras adopciones, tal vez impulsadas por el uso de la práctica del útero en alquiler. Un espigón a la deriva relativista.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta