La humanidad …colocada en el banco

277
  • Italiano
  • English
europa

Es un momento difícil para los ahorradores italianos, preocupados por una conyuntura negativa y pesimistas por los escandalos bancarios. Y sin embargo, los problemas financieros más que ser el resultado final de un problema, son en cambio una espía, el termómetro.

Sucede de hecho que la relación con el dinero, finalizado con el máximo provecho, aniquila aquel humano hasta anularlo. Y de está manera con el objetivo de recuperar un “cero coma”, el ahorrador está tentado a invertir todo su capital en acciones riesgosas o, por el contrario, es el promotor financiario que no toma en cuenta la específica situación de la persona, definiendo toda la relación sobre la base de los números de cuenta.

Pero un paquete de dinero para invertir, no es igual para todos, incluso si la cantidad disponible es la misma. Existe una diferencia en comprometer diez mil euros si en efectuarlo es un anciano con una esperanza de vida limitada, o sea, si es una persona desempleada, que se encuentra con un situación dificil, pero que debe programar el futuro promedio en espera de una nueva sistemación, un padre que piensa a su hijo pequeño en lugar de un pequeño empresario que asume el desarrollo corporativo.

Cada figura que hemos nombrado no es un “cliente” sino una persona, un ser humano unico y diferente, de cualquier otro, con sus propias expectativas y sus propios vínculos. Olvidarse de esto, significa alterar la relación, enfriarlo hasta el punto de eliminarlo. Y provocar esos daños que llevan a la ruina financiera y , a veces, a aquel sentido de fracaso y soledad que puede conllevar elecciones dramáticas.

Se necesita entonces de una buena información, que cree conciencia y que conlleve  a tomar decisiones de gestión, con respecto al centro siempre de la persona. No se puede realizar descuidos ni promesas de fáciles ganancias, ni de explotación de los ahorros y patrimonios. En un sólo concepto, existe la necesidad de atención de un buen padre de familia, idea tanto cristiana cuánto secular.

La comunicacion debe regresar a ser como lo era una vez, simple pero profunda, legada a los territorios y por lo tanto, a las personas. Transformar el dinero en un dios, no conlleva nunca a nada bueno, sobre todo cuando se persigue un espejismo, metiendo en riesgo lo que se tiene (incluyendo la familia) y confiandose en quién, por el mismo error, está listo para sacrificar al ciudadano como a un cordero.

Tratar con los seres humanos, necesita de una interaccion muy simple como indispensable: la humanidad.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta