Católicos anti-Papa

225
  • Italiano
  • English
uomo

En estos días, en algunos artículos de prensa escritos por los llamados cristianos conservadores lo que impresionó fue la ferocidad con los que estos periodistas o pseudo-filósofos se expresaron en contra del Santo Padre, incluso algunos definiéndolo como el Anticristo. Cualquiera que ataca de está manera al Vicario de Cristo en la tierra sabe que está maldiciendo … y está desarrollando un juego sucio.

Me pregunto en que medida pueda ser culpable un sacerdote que vivió de manera pobre entre los pobres, que ha sido llamado al Papado a sabiendas de que el Reino de Dios no es de este mundo. Un sacerdote que finalmente está aplicando el mismo, en primera persona, no sólo con palabras, el Evangelio, mediante la adhesión de la invitación de Cristo, esa invitación que después de dos mil años, está siempre presente y que sólo se puede descubrir a través de relectura con humildad y simplicidad, de todo lo dicho por el Maestro y reportado en los Evangelios por sus discípulos.

La invitación es aquella del amor hacia el Padre y los Hermanos. Jesús no dice cuáles son nuestros hermanos porque nos invita a amar a todos aquellos que están cerca de nosotros y que Él llama “el prójimo”. Ese prójimo que debemos amar como a nosotros mismos. Jesús nos invita a mirar en alto, pero en dar también una mano a los pobres, a los marginados, a los presos, a los enfermos, a los extranjeros. Si los hombres de la tierra acogieran plenamente la Buena Nueva, no habría necesidad de guerras y opresión. No existirían desigualdades: se actuaría de acuerdo a las leyes de los talentos.

Observando las fotos de los niños de África con sus pequeños cuerpos convertidos en esqueletos como consecuencia del hambre, mientras que nuestros pequeñitos de Europa o de América tienen problemas porque son demasiado gordos u obesos, las palabras del Evangelio se convierten en una guía, pero también en una advertencia. ¡El Santo Padre nos invita a ayunar y en ser menos egoístas, lo que haría bien para al espíritu”, y también al cuerpo”! El Papa es acusado de ser demasiado tolerante con las otras religiones, pero Dios es uno sólo, y todos vamos a ver su Rostro, bien sea que se haya nacido en Italia o en África, en Asia o en Arabia, pero sólo si somos personas de buena voluntad y de misericordia.

Cada cristiano tiene el deber de reflexionar sobre lo que dice el Pontífice por que él es el legítimo sucesor de Pedro y haría bien en esperar, con serenidad y sin miedo, la venida de Cristo, que nos fue anunciada no como una amenaza para nuestra serenidad, sino como palma y coronación de una vida. Con los pies en la tierra, pero mirando hacia el cielo, única verdadera patria de todos los seres humanos.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios