EFECTO CHINA EN LAS BOLSAS: EN ROJO LAS EUROPEAS

240
  • Italiano
  • English
borsa cina

Los precios del petróleo al mínimo y los movimientos del Banco Central de Beijing desataron un nuevo tsunami en los mercados asiáticos. En Shanghai y Shentzen por segunda vez se activaron los “circuit breakers” para limitar las pérdidas, con las dos listas que han aplazado a mañana los comercios con una disminución del día del 7,3% y en más de un 8%. Tokio perdió un 2,3% final, Hong Kong en cierre cede el 2,7% , Sidney cerró cpn una caída del 2,2%.

La nueva devaluación del banco central chino del yuan (-0,5%) ha noqueado a los mercados de valores del país que, después de sólo media hora de negociación esta noche, se interrumpieron cuando cedieron más de un 7% y luego fueron cerrados durante todo el día. Una estrategia que ha provacado criticas de muchos analistas e inversores, según las cuales las autoridades de Pekín, perderían el control de la situación. Una moneda más débil, el yuan cayó del 0,6% a 6,5925, mientras que aquel de Hong Kong ha aumentado ligeramente, puede de hecho, ayudar en las exportaciones pero aumenta los riesgos para las sociedades endeudadas en dólares y aumenta los temores de que el estado de economía del país sea peor de lo esperado.

Las consecuencias de la caída, se invirtieron incluso en Europa. En Milán el primer índice Ftse Mib marcó una pérdida del 3.21%, el Ftse It All-Share un descenso del 2,98%. Los primeros minutos de la negociación confirman el inicio muy pesado para la Piazza Affari, pero con una flexibilización parcial del clima aunque si en la apertura se llevaron a cabo varias suspensiones a la caída: el índice Ftse Mib cayó en un 2%, con Eni y Mps – entre los diversos títulos de la canasta principal – en la subasta de volatilidad, mientras que Unicredit ha cedido más del 3%. Un inicio con grandes pérdidas para la Bolsa de Londres: el índice Ftse 100 registró un descenso del 2,1%, hasta 5.944 puntos. Partida muy débil incluso en París: el índice Cac 40 registró un calo del 3% a 4.347 puntos.

La nueva devaluación del yuan por parte del Banco Central de China y el consiguiente colapso de los mercados, lo que conlleva  a la elevación del yen japonés y del euro mientras presionan las monedas de Australia y de Nueva Zelanda, fuertes exportadores de productos básicos hacia Pekín. La moneda única sube frente al dólar en un 0,3% a 1,0816, pero cede ante el yen en un 0,1% a 127,5. La moneda japonesa obtuvo un 0,3% respecto al dólar a 117,9.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta