El funeral del Schengen

188
  • Italiano
  • English
paura

Estamos siendo testigos del inicio de un efecto dominó. Suecia introdujo, después de 50 años, controles de los viajeros procedentes de Dinamarca, incluyendo decenas de miles de viajeros daneses. Y Copenhague, por su parte, ha cerrado temporalmente la frontera con Alemania.

No podemos, sin embargo, definirla una decisión sorpresa. No sólo por que ya había sido anunciada hace mucho tiempo por Suecia, sino también porque ya después del ataque de París en noviembre, los paises miembros de la Unión Europea decidieron reforzar “inmediatamente” los controles de todos los viajeros en las fronteras Schengen. Los Ministros del Interior de los Veintiocho, apoyaron la petición de Francia de una revisión fundamental del Tratado, para permitir el control “sistemático”de los ciudadanos de la Unión Europea en las fronteras.

Anteriormente, el 29 de mayo, el Parlamento Europeo y el Consejo acordaron acerca del nuevo paquete legislativo sobre la zona Schengen. La gestión del espacio de libre circulación recibió luz verde después de un bloqueo que duró un año y medio, debido a las diferencias entre las dos instituciones: se autorizaban a los Estados miembros a reintroducir controles fronterizos por un período máximo de dos años, si se consideran amenazados por una ola masiva de inmigración.

Y ya anteriormente a este periodo, Europa había caído bajo el escrutinio de los mismos Estados miembros, como cuando algunos decidieron unilateralmente de suspender el acuerdo. Por ejemplo, Francia e Italia en la primavera del 2011, citando la presión de algunos miles de inmigrantes del norte de África. También Dinamarca en el mismo año, por razones electorales.

En síntesis, el Acuerdo de Schengen está lleno de grietas, pero esto ocurre básicamente debido a que cada país sigue su propia política económica, falta la ayuda mutua, no existen fronteras de defender juntos, no existe una política común. Europa está fundada, pero todavía existe mucho que hacer por parte de los europeos.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta