ANGELUS: “EL ENEMIGO DE LA PAZ NO ES SOLO LA GUERRA SINO TAMBIÉN LA INDIFERENCIA” El Obispo de Roma invitó a los fieles a "abrir el corazón para despertar la atención al prójimo"

222
  • Italiano
angelus

“Enemiga de la paz no es sólo la guerra, sino también la indiferencia, aquello que hace pensar sólo a sí mismos y a crear barreras, sospechas, temores y bloques.” Estas son las palabras de Papa Francisco durante el Angelus en la Plaza de San Pedro. “Que el Señor ponga sus ojos sobre ustedes, y que puedan disfrutar – deseó a todos Bergoglio – con el conocimiento que cada día el rostro misericordioso, más brillante que el sol, brilla sobre vosotros y nunca se oculta!.” “Descubrir el rostro de Dios – añadió –  hace que la vida sea nueva. Por qué es un Padre enamorado del hombre, que nunca se cansa de empezar de nuevo junto a nosotros para renovarnos. Pero no promete cambios magicos, él no utiliza la varita mágica. Le encanta cambiar la realidad desde dentro, con paciencia y amor; pide de entrar en nuestras vidas con delicadez, como la lluvia en la tierra, para dar sus frutos “.

El Obispo de Roma recordó la celebración del Día Mundial de la Paz sobre el tema “Vencer las indiferencias y conquista la paz.” “La paz que Dios Padre quiere sembrar en el mundo – explicó – debe ser cultivada por nosotros. No sólo eso, también debe ser ‘conquistada’. Esto implica una verdadera lucha, una batalla espiritual que tiene lugar en nuestros corazones “. El Santo Padre señaló que “a veces estamos tan inundados con noticias que nos distraemos de la realidad, del hermano y de la hermana que nos necesitan”. “Empezamos a abrir los corazones despertando la atención al prójimo – fue la invitación final del Pontífice -. Esta es la via para conquistar la paz “.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios