GANAR LA TRATA CON LA MODA

180
  • Italiano
  • English
tratta moda

Dentro de cada ser humano se esconden sueños, aspiraciones y talentos. Un patrimonio que la brutalidad y la violencia no logran cancelar. Parece esta la moraleja de la historia de 15 mujeres nigerianas que han vivido en primera persona el horror de la trata y ahoran buscan una vida normal. Las ha acogido el centro Arcobaleno de Palermo, donde cultivan la aspiración de convertirse en diseñadoras. Producen bolsas de colores hechas de revestimientos de paraguas y otros materiales reciclados que, en estos días de celebración, ofrecen como regalos equi y solidarios. El Redactor Social, que comentó en primer lugar está maravillosa historia de redención, describe la estructura como una gran sala con tres máquinas de coser. Para hacer una labor óptima es necesario al menos otra. Pero para que estas chicas sigue siendo un pedazo de paraiso después del infierno de explotación. Su objetivo es el de capacitarse profesionalmente para obtener una experiencia y viajar hacia nuevos horizontes.

En hablar acerca de la iniciativa son Vero y Osas. La primera tiene 44 años y es madre de cuatro hijos, los tuvo con su ex marido, los cuales viven en Nigeria. Hoy en día está casada con un italiano desde hace ya 9 años y vive desde hace dieciséis años en la capital siciliana. “En el centro queremos, además de seguir llevando adelante la costura, también dedicarnos al cabello, realizando los peinados tradicionales de nuestro país – explica -. Las ideas son muchas, pero, mientras tanto, estamos empezando con las bolsas que vamos a proponer para esta temporada de fiestas. Con el fin de mantener a nuestras familias, necesitamos trabajar y está es sin duda una oportunidad de poder ayudar a otras compatriotas a salir de la vida de calle. Se puede cambiar de vida principalmente gracias a un empleo”. Una bofetada a los que describen la prostitución como un trabajo normal y que tal vez deseen los eros center en el centro de su ciudad.

“Logre escapar de las calles gracias al proyecto Maddalena. Hice varios trabajos, pero este es un período difícil – comenta Osas, de 34 años, casada y con dos hijos -. Si somos capaces de llevar adelante esta actividad podríamos empezar a trabajar a partir de enero como una unidad de calle apenas contemos con una camioneta. Por otra parte, la idea es también de abrir una pequeña casa de acogida. Esperamos lograrlo “. Por qué estan todavía tantas mujeres que necesitan el ser salvadas. “La intención aún más importante es aquella de – hace hincapié Vero – ayudar a las chicas no sólo en las ciudades sino también en nuestro país. Si el proyecto tiene éxito yo quisiera, de hecho, ir a la ciudad de Benin para hablar con las familias de estas chicas. El objetivo debe ser aquel de detener los viajes. En el último período, llegaron chicas demasiado jovenes  obligadas a trabajar en la calle y esto no puede ser posible el que no pueda ser detenido. Espero el ser ayudada porque yo no tengo miedo”. Pero el coraje no es suficiente para impedir el tráfico de seres humanos. “No es fácil – observa Osa – porque sobre todo las más pequeñas tienen miedo de que sus  familias en Nigeria sean agredidas . Estamos concientes que en los últimos años las chicas no llegan más como lo hicimos nosotras en el avión, sino que cruzan el mar con embarcaciones procedentes de Libia. Con lo que se debe combatir es con las personas que permiten todo este tráfico “. Para acabar, de una vez por todas, con el cáncer de la esclavitud.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta