Si el musulmán es el salvador

317
  • Italiano
  • English
europa

El estereotipo que se escucha hoy en día con más frecuencia es el del musulmán anti cristiano. No sólo el de  yihadista asesino, sino también del islámico que hace creer que no ocurre nada, que no toma posición. Todos unidos por la propaganda política en un único sector, aquel de los “malvados”. Pero cuando son los seguidores de Mahoma a ponerse del lado de los cristianos, no se sabe nada de ello ni es noticia; si son ellos en arriesgar sus propias vidas para salvar a los que creen en Dios, no vale la pena hacerlo publicar en los periódicos.

Es por esto que el incidente ocurrido en Kenia merece ser contado. Los militantes de Al-Shabaab que atacaron un autobús lleno de pasajeros con la intención de masacrar a los que no conocían el Corán, fueron bloqueados por los mismos islámicos; los fundamentalistas ya habían matado al conductor, culpable por no conocer la Shahāda (el “testimonio”, con el que los fieles musulmanes declaran de creer en un solo Dios único y en la misión profetica de Muhammad, o sea Mahoma). El riesgo era, por lo tanto, muy alto. Pero en este caso, la fuerza de los que creen en Alá ha superado el miedo, la discriminación y ha dado lugar a una decisión drástica: todos unidos, independientemente de su credo. Para los terroristas la encrucijada era matar a todos o dejarlos en paz. Esta vez se impuso la primera hipótesis.

Un musulmán que se convierte en salvador, palabra que inclinada con la primera letra en mayúscula para los cristianos representa Dios. Una paradoja que socava los lugares comunes, y coloca a cada uno frente a su propia  conciencia. ¿Cuántos cristianos hoy en día, estarían listos para una elección similar? Arriesgar así la vida vale más que mil manifestaciones en la plaza. Y el ejemplo incluso de un solo seguidor de Alá es testimonio de como no es la religión a ser un presagio de la muerte, sino el mal uso que se haga de ella.

Errado por lo tanto, el ajuste con el que se quiere hacer un choque de civilizaciones con el Occidente, errado también el describir a todos los musulmanes como falsos y sangrientos. Muchas de las fallas que han ocurrido en esa parte del mundo, las ha causado la política colonialista moderna sin sentido, con la explotación inesperada de los recursos locales. La religión es otra cosa.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta