SI EL SMARTPHONE TE HACE MORIR

279
  • Italiano
  • English

El uso del teléfono móvil cuando se conduce, es uno de los principales factores de riesgo para la seguridad. Las muertes en accidentes de tránsito en los primeros 8 meses del año fueron de 1.159; culpa en gran medida del aumento de la distracción de los automovilistas, sobre todo, debido en primer lugar al mal uso de los teléfonos móviles. Quienes conducen escriben mensajes, envían correos electrónicos e incluso se hacen selfies.

El síndrome que nos rodea tiene un nombre: se llama “Fomo” (fear of missing out): en esencia, el miedo de quedar por fuera. Se observa el móvil con un promedio de 150 veces al día, una vez cada seis minutos. Y lo hacemos incluso en el coche, conduciendo, en bicicleta, corriendo, entonces, el problema no es solamente psicológico. La distracción es, como se ha mencionado, la principal causa de los accidentes en las carreteras en Italia (16,8% según los datos Aci/Istat). El 12,4% de los conductores ha sido capturado mientras conducía con el móvil en la mano, mientras que una persona joven de cada 4, admite de hacerse selfies, chatear y navegar al volante e incluso en el manubrio. Una bofetada a las normas de seguridad más elementales.

Sin embargo, está no es la última frontera de riesgo. Están aumentando los accidentes en todo el mundo, con consecuencias a menudo trágicas, con respecto al uso del teléfono celular, mientras se camina. Los ojos pegados a la pequeña pantalla, las manos ocupadas en el teclado, y para los más jóvenes, también los auriculares en los oídos: el aislamiento es casi total, y también la distracción.

Es por esto que la policía de Lausana, Suiza, penso inclusive de producir un video, para hacer entender a los más jóvenes, cuál es el grado de peligro de lo que ellos hacen “normalmente”. Se observa a un chico perdido en sus pensamientos caminando en la ciudad, hasta un cruce fatal. Después la desesperación de la gente, y un empleado de la funeraria que comenta. Una verdadera bofetada a la superficialidad con la que se desestima la cuestión.

Un punto que, sin embargo, pensadolo mejor, va más allá de la descripción del accidente. Demuestra cómo la tecnología, que es obviamente una señal del progreso y tiene infinitas potencialidades positivas, puede ser perjudicial si se utiliza mal. Se aplica para la seguridad vial, se aplica para las relaciones humanas, cada vez más raras y virtuales. La amistad, el amor, sobre todo entre los jóvenes, ya no se basa en la relación directa entre dos personas, sino a través de la mediación de algún dispositivo electrónico. Se llega a la paradoja de enviarse mensajes de voz a ráfagas en lugar de hacer una llamada telefónica para organizar una cita.

Y en el mundo virtual se esconde de todo, incluso las cosas más malvadas, ofrecidas a los chicos detrás de una pantalla, y por tanto, con la apariencia de poder ser controladas con un solo click. Pero no es así, y nuestros chicos corren riesgos de estrellarse: por la calle, como también en la web.

Regresando al tema de los riesgos de caminar distraído con el móvil, en Washington, en concreto en las aceras de la 18th Street Nortwest, nació un carril dedicado a aquellos que usan el teléfono móvil, de tal manera de no poderse separar incluso cuando se mueven a pie. No es una verdadera iniciativa municipal, sino un experimento del National Geographic, que se prepara para una serie de televisión dedicada a la conducta humana.

En China, en cambio, lo hacen de verdad. En la ciudad de Chongqing, en la provincia de Sichuan, al sur-este, nació la primera pista para smartphones. Objetivo número uno: para evitar los accidentes causados por la distracción.

Una acera dividida en dos: una para los que pasean con su smartphone, la otra para los peatones que prefieren ver por donde caminan. Una advertencia fue impresa en las carreteras de los usuarios de los móviles: “¡Paseos por está parte a vuestro propio riesgo!”. Son un montón las flechas diseñadas en el asfalto que guían a los peatones, mientras observan la pantalla de su teléfono, ya que su cabeza debería estar inclinada hacia abajo.

Según investigaciones realizadas en la Ohio State University, publicada en la revistaAccident analysis and prevention“, los accidentes de las carreteras capitales de los peatones que enviaban mensajes de texto o hablaban con los teléfonos móviles en los Estados Unidos, se han duplicado en el período de cinco años, desde el 2005 al 2010; y los estudios resultan lamentablemente ya  “establecidos”, dado el crecimiento exponencial de difusión de los teléfonos móviles multimediales.

Examinando la base de datos del National Electronic Injury Surveillance System, se observa que el rango de edad más afectado es entre los 16 a 25 años, y la acción más común es la de hablar con el teléfono móvil en lugar de enviar mensajes de texto. Los números, que ya de por sí pueden resultar ser subestimados, porque no todos los peatones atropellados luego se dirigen al hospital, y según el estudio, aumentarán aún más en los próximos años.

Datos confirmados incluso  por un estudio de Ford, realizado sobre una muestra de más de 10.000 ciudadanos europeos, los cuales revelaron que la mayoría de los usuarios de smartphones, especialmente los chicos entre 18 y 24 años, un rango de edad en el cual los accidentes son la principal causa de mortalidad, no dejan de usar el móvil incluso cuando cruzan la calle. Según las estadísticas, entre el 2003 y el 2013 han muerto en las carreteras europeas, 85.525 peatones. Parafraseando una vieja publicidad del operador de telefonía nacional en Italia, una llamada … te acorta la vida.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta