OBAMA A LOS LÍDERES DEL ISIS: “NO SE PUEDEN ESCONDER”. Ustedes serán los próximos en ser atacados. Es la advertencia que el Presidente de los Estados Unidos ha dirigido a los líderes de Daesh al final de la Cumbre sobre la Seguridad Nacional que se celebró en el Pentágono

198
  • Italiano
  • English

“No se pueden esconder. Ustedes serán los próximos en ser afectados”. Es la amenaza que Barack Obama dirigió a los líderes del autodenominado Califato al final de la cumbre que se celebró en el Pentágono con los altos funcionarios de la seguridad nacional. De está manera, los Estados Unidos una vez más, plantea la lucha para destruir el Estado islámico y, recordando el asesinato de muchos “peces gordos” del Califato – “el enviado” de Al Baghdadi en Libia y el “Ministro de Finanzas” de los jihadistas – explica que ahora más que nunca los terroristas han sido “golpeados tan duro, aunque si los progresos deberán ser más rápidos.”

A continuación, una advertencia a los Países árabes, a los cuales el Presidente de los Estados Unidos solicita un mayor compromiso al lado de la coalición internacional: “Los Estados Unidos están haciendo mucho más respecto a está lucha, así como lo están haciendo nuestros aliados, Francia, Alemania, el Reino Unido, Australia e Italia. Es así como deben hacer los demás”. El reconocimiento, por lo tanto, al mayor apoyo garantizado por París, Londres y Berlín en el plano militar, pero también desde Roma en el frente diplomático, especialmente para el papel de liderazgo que nuestro país está desarrollando para resolver la situación en Libia.

Y con este mensaje por parte de la Casa Blanca, el Secretario de Defensa, Ash Carter, partió a su vez del Medio Oriente, con la tarea de arrancar a los aliados árabes una mayor participación en los combates en Siria e Irak. Pero también un contributo más decisivo para impedir un mayor fortalecimiento del  Isis justo en Libia, el país que actualmente representa la mayor amenaza. Al mismo tiempo, el Secretario del Estado Norteamericano, John Kerry, ha volado a Moscú para continuar la confrontación con Vladimir Putin, que debería conducir a la brevedad posible la aplicación de los acuerdos de Viena, aquellos de poner fin a la guerra civil en Siria y para empezar la fase de transición política deseada por todos.

“El Isis ha perdido el 40% de las áreas que en una oportunidad  controlaba en Irak -, explico Obama a través de la televisión en vivo, al final de la cumbre, con el objetivo de tranquilizar a los estadounidenses respecto a los riesgos de posibles ataques terroristas en el suelo nacional – Los hemos golpeado al corazón y les haremos cada vez más difícil el envenenar el mundo “, dijo, haciendo hincapié, sin embargo, de que está es una guerra “difícil “. “Los militantes del Estado islámico – explicó – se esconden detrás de la población civil, y tenemos que atacarlos con extrema precisión, con precisión quirúrgica”.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios