BERGOGLIO: “LA RIGIDEZ CLERICAL NO TIENE ESPERANZA” El Papa durante la Misa de la mañana en Santa Marta: "Quién es esclavo de sus propios cálculos no tiene horizonte"

218
  • Italiano
  • English
porte

Se debe elegir el camino de la “esperanza” que hace ver más allá de los problemas y evitar la “rigidez clerical”. Ha sido la invitación por parte de Papa Francisco, durante la misa de costumbre de la mañana en Santa Marta. En el Evangelio, dijo Bergoglio según lo informado por Radio Vaticana, existen los jefes de los sacerdotes que solicitan a Jesús con cual autoridad actúa: “No tienen horizontes, son hombres cerrados en sus cálculos”, “esclavos de su propia rigidez”. Y los cálculos humanos “cierran sus corazones, eliminan la libertad”, mientras que “la esperanza nos conduce a ser libres”.

“¡Qué hermosa es la libertad, la magnanimidad, la esperanza de un hombre y una mujer de la Iglesia – ha reflexionado -. En cambio, cuanto fea y cuanto mal hace la rigidez de una mujer y de un hombre de la Iglesia, la rigidez clerical, que no tiene esperanza. En este Año de la Misericordia, están estos dos caminos: quienes tienen esperanza en la misericordia de Dios y saben que Dios es Padre; Dios siempre perdona, pero todo; además del desierto está el brazo del Padre, el perdón. Y, también, están aquellos que se refugian en la propia esclavitud, en su rigidez y no saben nada de la misericordia de Dios. Ellos eran doctores, habían estudiado, pero su ciencia no los ha salvado “.

Delante de estas dos personas “la libertad, la esperanza, aquello que te lleva a la misericordia de Dios y el cerrado, el legalista, propio el egoista, el esclavo de su rigidez, recordamos esta lección que esta anciana de ochenta años – era portugués – me dijo: Dios perdona todo, solo espera a que tu te acerques”.

La esperanza, dijo, “es la virtud cristiana que nosotros tenemos como un gran don del Señor y que nos hace ver mucho más allá de los problemas, de los dolores, las dificultades, más allá de nuestros pecados.” Nos hace “ver la belleza de Dios.” “Cuando me encuentro con una persona que tiene la virtud de la esperanza y se encuentra en un mal momento de su vida – bien sea una enfermedad o una preocupación por un hijo o una hija o alguno de su familia tiene cualquier cosa- pero tiene esta virtud, en medio del dolor, tiene el ojo penetrante, tiene la libertad de ver más allá, siempre más allá. Y está es la esperanza. Y está es la profecía que hoy la Iglesia nos otorga: se necesitan hombres y mujeres de esperanza, aun en medio de los problemas. La esperanza abre horizontes, la esperanza es libre, no es esclava, siempre encuentran un lugar para arreglar una situación. ”

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios