INFLEXIÓN EN LIBIA: EL 16 SE FIRMARÁ EL PLAN ONU

186
  • Italiano
  • English
kobler

Libia está en un punto de inflexión. El 16 de diciembre será, de hecho, firmado el acuerdo entre Tobruk y Trípoli para la creación de un gobierno de unidad nacional. Un paso decisivo en el camino de la pacificación que permitirá al país africano de concentrar sus esfuerzos militares, para recuperar los territorios devastados por el Isis en los últimos meses. Según los medios de comunicación locales, el acuerdo se firmará en Marruecos y tendrá como base el proyecto elaborado por el ex enviado de la ONU, Bernardino León, más tarde sustituido por Martin Kobler. Se evitó, por lo tanto, el riesgo de que las dos partes puedan ir en confrontación bilateralmente, rechazando la mediación de las Naciones Unidas.

“El diálogo con los auspicios de la ONU es el mejor – dijo Saleh al Makhzoum, diputado del Parlamento islamista Trípoli – se debe asegurar el futuro de Libia.” El mismo político, que se encontraba en Túnez, ha confirmado que el 16, el país caminará hacia la unidad nacional y por la paz. Un factor decisivo fue la presión operada por Kobler, después de la reunión de los dos gobiernos en Túnez la semana pasada, cuando se temía el logro de un acuerdo no alienado con las directivas de la ONU.

Desde el 2 de agosto del 2014, Libia se divide a grandes rasgos, en dos cuadrantes donde están activos dos equipos parlamentarios: aquel de Tobruk, reconocido por la comunidad internacional, y el Congreso Nacional de Libia con sede en Trípoli. Esta situación se produjo después de el rechazo por parte de los grupos islamistas en reconocer el resultado de las elecciones parlamentarias del 2014, que habían visto la victoria de las facciones más moderadas, aunque con una participación muy baja en las votaciones. Por tanto, los militantes islámicos han conquistado el control de Trípoli, influenciando al gobierno para abandonar la ciudad y refugiarse en Tobruk, en la parte oriental del país, en la frontera con Egipto.

El histórico acuerdo llega en un momento complicado para el País del Norte de África. Diferentes regiones están bajo el control de Daesh. En las intenciones del yihad, Libia se convertirá en la nueva Siria, o sea la zona en la cual se extienden sus dominios. No es casualidad que en los últimos días, se haya difundido la noticia, confirmada por varios medios de comunicación nacionales de la llegada en Sirte del Califa al-Baghdadi y de la cúpula del grupo fundamentalista. La conquista de Sabratha, ciudad bajo el patrocinio de la Unesco, situada a dos pasos del Mediterráneo, preocupa a la comunidad nacional. La cual tiene prisa por construir una Libia fuerte y en grado de enfrentar al enemigo.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios