El bluff sobre en el trabajo de las mujeres

121
  • Italiano
  • English
donne

El nuevo informe Istat sobre el “Bienestar Equo y Sostenible”, arrojó, entre otras cosas, dos noticias importantes sobre la situación de las mujeres, o sea, el que están presentes más mujeres en el mercado laboral, con un salto adelante en la tasa de ocupación del 47 al 50,3%, y de más mujeres en los cargos de toma de decisiones en referencia a la economía y de la política. Pero si esto es ciertamente en términos generales, llegando a lo específico, el informe se cuida de hacer algunas distinciones. A pesar de registar de hecho, un aumento en términos porcentuales, la participación femenina en el mercado laboral sigue permaneciendo entre uno de los niveles más bajos de Europa, tanto es así, que para reducir el gap entre los dos sexos, se estima que en trabajar debería ser al menos más de 3 millones y medio de mujeres.

Y si bien es cierto que las mujeres trabajan más, es también cierto que en la mayoría de los casos esto depende de los efectos de el c.d. ley “Fornero” que elevó significativamente la edad de jubilación de varios años para la salida del mundo del trabajo de muchas trabajadoras. No en vano, siempre el Istat, en comparación con los datos del segundo trimestre del 2015, establece que a crecer respecto a la ocupación es, especialmente, el rango de edad over 50, mientras que las mujeres más jóvenes siguen perdiendo terreno inexorablemente. De esta manera, lo mismo se aplica para las mujeres en los cargos de tomas de decisiones en la política y en la economía, el aumento está presente pero no ocurre en todos los niveles y para todas las figuras profesionales, especialmente para aquellas de más alto perfil.

Las Mujeres, lo sabemos, por el mismo trabajo se les paga menos, son más propensas al part-time involuntario y a la precariedad y son menos propensas a la posibilidad a hacer carrera, incluso en presencia de una mayor formación: en los procedimientos concursales y selectivos las mujeres obtienen, en promedio, performance mejores respectos a los hombres. La carrera y el papel de las mujeres, en el caso especialmente del campo de la investigación,  se discutió también en la reciente conferencia organizada por FIR Cisl, Federación Italiana de Investigación, y por la responsable de la Coordinación Mujeres de la misma Federación Dra. Raffaella Galasso. Tomando los datos publicados en el volumen “Portrait of a Lady” del Instituto de Investigación sobre Población y Política Social del Cnr, en nuestro país, las ocupadas en la investigación son del 38%, el 21% en las empresas del sector llegan al 44, 2% en el sector público (40% dato medio Europa a 27). Pero si por el momento de entrada, en el mundo del trabajo, las investigadoras llegan incluso al 48%, subiendo en el escalafón bajan hasta un 24%. En los papeles de liderazgo, después, se convierten aún en menos, en sólo un 17%.

En Italia, como hemos visto, por lo tanto, el empleo de las mujeres en la investigación, se concentra principalmente en las estructuras públicas y esto se debe en gran parte a la certeza del poder gozar de diferentes ventajas y protecciones como la maternidad y la igualdad de acceso al empleo. Desde el 2000, las investigadoras han crecido alrededor de 10 puntos porcentuales. El cuadro se vuelve menos positivo, sin embargo, como hemos dicho, si uno echa un vistazo a su presencia en las posiciones de importancia. Incluso en este caso, como lo fue hasta hace algunos años por los consejos de administración de la sociedad, es muy difícil que algo se mueva en manera autógena, y no son suficientes las proclamas, los consejos y las solicitudes. Ciertamente, sigue siendo crucial para hablar de ello y discutirlo porque principalmente se trata de una cuestión cultural que se ha desarrollado en los últimos años en forma “granitica” y por lo tanto,  necesita de una extensa obra promocional y de sensibilización, pero este proceso necesariamente debe ir acompañado de un marco legal de ‘impacto que de una sacudida a la inmovilidad del sistema.

Como mujeres de la CISL, creemos, por lo tanto, que el camino a seguir sea también el legislativo. La Ley 120/2011 sobre las cuotas en los cda relacionados con la diferencia de sexo, sostenida por nosotros en su tiempo, “docet”; en las sociedades cotizadas los concejales mujeres constituyen el 27,4% (datos Consob) con un incremento del 21%. Un logro extraordinario, teniendo en cuenta que el Banca d’ Italia no mucho antes había estimado al menos de 50 los años necesarios para alcanzar la cuota del 30%.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta