SAN BERNARDINO, EL ISIS: “OS ESPERAN RÍOS DE SANGRE”

206
  • Italiano
  • English
strage san bernardino

Se trató de un acto de terrorismo. Sobre esto el FBI, que está investigando acerca de la masacre de San Bernardino, donde fueron asesinadas 14 personas, ahora es seguro. La idea tomó forma cuando los investigadores descubrieron que la mujer killer, Tasfheen Malik, durante el ataque al centro de discapacitados californiano, había jurado lealtad al califa al-Baghdadi. Más tarde, el mismo Isis, a través de Site, se atribuyó la responsabilidad por el ataque, lanzando nuevas amenazas contra los Estados Unidos, mediante la publicación de una foto de una bandera negra colocada en el edificio Empire State Building de New York, acompañado por el escrito “Ríos de sangre esperan a Norte América”. Pero sobre la efectiva afiliación de la pareja asesina al Daesh, el FBI sigue siendo cauteloso ya que, según ha explicado el Director de la Policía Federal Usa, James Comey, no hay indicios “que los dos formaran parte de una célula terrorista más amplia”. El ataque, entonces, se inspiró, pero no de manera directa al estilo del Estado Islámico.

Farook y Malik no dejaron, de hecho, publicadas algunas declaraciones, sino por el contrario, eliminaron el disco duro de su ordenador personal en la casa y sus teléfonos móviles nuevos se encontraron destruidos cerca del sitio de la masacre. “También trataron de borrar sus huellas dactilares”, añadió David Bowdich, vice Director del bureau del FBI en Los Ángeles. Esto, podría sugerir a los investigadores la idea de que el tiroteo estaba premeditado y planeado de antemano. Farook, nacido en Illinois, con padres inmigrantes de Pakistán, había trabajado como inspector para el Condado de San Bernardino, en el Departamento de Ambiente y Salud, la agencia que estaba celebrando la Navidad, cuando los dos entraron y comenzaron a disparar. Los investigadores están investigando sobre cualquier causa de discusión que el hombre habría tenido con una colega que habría denunciado los “peligros del Islam” antes del tiroteo, según lo informado por una fuente gubernamental.

La mujer provenia del distrito de Layyah en la provincia sureña de Punjab. Después de 25 años en Arabia, había regresado a Pakistán hace cinco o seis años para completar una licenciatura en farmacia en la Bahauddin Zakariya University en Multan. Funcionarios de inteligencia paquistaníes han contactado a la familia de Malik, como parte de la investigación después de los disparos. “Me enteré de esta tragedia hoy, cuando algunos funcionarios de inteligencia me han contactado para preguntarme sobre mis lazos con Tashfeen”, dijo su tío, Javed Rabbani. “Yo había oído que había ocurrido esta tragedia, pero no podía imaginar mínimamente que estuviera involucrado alguien de mi familia. Por supuesto que estamos muy afectados”, dijo, explicando que su hermano, el padre de Malik, llegó a ser mucho más conservador desde que él y su familia se habían trasladado en Arabia Saudita, hace 25 años. Fue de hecho en Arabia, que Malik y su marido Syed Farook se enamoraron, después de conocerse por internet. Christian Nwadike, que trabajó con Farook durante cinco años, dijo a CBS que el hombre había cambiado desde su regreso de Arabia Saudita. “Creo que me case con un terrorista”, declaró en Nwadike. Malik llegó a los Estados Unidos en el 2014, con una visa como pareja, para casarse después con Farook en California. Los dos tuvieron una hija, que ahora tiene seis meses y que han confiado a su abuela, justo antes de salir de casa y de ejecutar la masacre, con la excusa de tener una cita con el médico. Farook no estaba bajo vigilancia por el FBI o por otras agencias anti-terrorismo.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios