LIBRES DE LOS FUERTES

250
  • Italiano
  • English
LIBERI DAI FORTI

Necesitamos de una nueva asociación popular, de representación directa, de un protagonismo de todos los ciudadanos, y sobre todo, de una asunción de responsabilidad por parte de los católicos, que encuentren, en el pensamiento profético de Don Luigi Sturzo, la fuerza moral y el coraje para la acción social.

Esto es lo que surgió de la conferencia “Libres de los fuerte. Una obra para la Polis”, que se celebró ayer en Roma, la asociación para la formación a la democracia, la solidaridad y la responsabilidad” Italia Più” junto con el periódico online “In Terris”, en el centenario de la designación de Don Sturzo, a la vice Presidencia del Asociación Nacional de los Municipios Italianos y, en el mismo año, a la Secretaría General de la Asociación Católica Italiana. La Sala Capitular de San Salvatore in Lauro, estaba muy conglomerada. Símbolo de la necesidad generalizada, entre la gente, de”buena política”, muy orientada al bien común. Estaban presentes los representantes de diversos movimientos y asociaciones de inspiración católica, pero no sólo. Incluso las autoridades de las instituciones de diferente orientación política y los ciudadanos comunes. Una bofetada a aquellos que dicen que el populismo y la anarquía, han tomado relevo.

Cuarenta años después la apelación a los “Libres y Fuertes”, Don Sturzo hizo un llamado a los Sicilianos, “Verdaderos y humildes.” El recordó Salvatore Martínez, presidente de la Renovación del Espíritu y de la Casa Museo Sturzo. “Somos libres de los fuertes si se es verdadero, ya que esta en contacto con la Palabra que libera”, dijo Martínez. “La verdadera revolución sturziana, es la síntesis del humano con el cristiano, hacer volver a hablar a los primeros con los últimos. La caridad, el amor, eran para Don Sturzo, una exigencia de justicia “. Pagó su ejercicio de la verdad con el exilio. “Ser cristiano en la política era para él sinónimo de moralidad.” De está manera, Martínez lanzó su llamado: “Amistad, solidaridad, ayuda mutua, son las cifras del humanismo cristiano. La virtud y la competencia sirven para resolver los problemas, lo enseñó Aristóteles. Si seguimos estas coordenadas, podremos dar de nuevo crédito a la esperanza “.

Este es el legado que Don Sturzo dejó a nuestro tiempo: “Formar la clase dominante del mañana. Y el mañana comienza con la mañana siguiente “, dijo Cesare Mirabelli, Presidente emérito de la Corte Constitucional. “Se es libre de los fuerte si se tiene la fuerza para estar presentes, hacer sentir la propia voz, agregarse”.

Las asociaciones católicas es uno de los intereses prioritarios del Pontificio Consejo de “Justicia y Paz”, dijo el Subsecretario Flaminia Giovanelli. Entre los miembros de la Congregación de la Santa Sede, también monseñor Michele Pennisi, postulador de la causa de beatificación de Don Luigi Sturzo, que colocó “la cuestión moral” entre las razones de la fe heroica del sacerdote siciliano. Para Giovanelli, “la visión política de Don Sturzo es un ejercicio de la caridad, a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia”. Y agregó: “Este es el momento de no refugiarse en la sacristía, de no rechazar la política como algo sucio, pero ensuciarse las manos para después limpiarnos de las mismas.”

Entonces, el valor de una “obra”, en el que “formar las conciencias, a menudo atrofiados por el bombardeo de los medios de comunicación”. La figura de Don Sturzo es aquella de un maestro de obras, de guía, por su coraje y determinación cristiana en el defender la persona humana y para la comunidad “, dijo Don Aldo Buonaiuto, consejeros espirituales, un sacerdote de la Comunidad Papa Juan XXIII, director responsable  y fundador de In Terris. “El desafío de la realidad nos invita a todos a cambiar. Entró en crisis la forma “partido”, los ciudadanos han perdido la confianza en la política y en las instituciones. Aumenta la pobreza y existen nuevos pobres. Cambia el trabajo. Crece el número de las personas solas, confundidas, sin futuro, sin trabajo, sin dignidad. Crecen los problemas, pero disminuyen las soluciones. En particular, nosotros los cristianos estamos llamados para hacer algo más extraordinario, para los hermanos que sufren, con el coraje que aprendemos en la escuela de Jesús. ” Por lo tanto, “ha llegado el momento del acción y de la concreción. El corazón de los jóvenes que luchan por la verdad, por la justicia, y por la paz “.

Ser libres de los fuertes significa estar libres de la criminalidad. Lo dijo el fiscal jefe de Perugia, Luigi de Ficchy. La moralización de la vida pública, que era la preocupación de Don Sturzo, es “un tema actual,  que se remonta al Reino de Italia.” Pero, “para mantener los niveles aceptables de moralidad en la vida pública, es necesario que funcione la justicia”. En primer lugar, tenemos que “enviar a casa a los corruptos. Quién ha terminado delante a un juez por delitos graves no debe ser un candidato, aunque si ha sido condenado. ”

Tres son los “enemigos” de la democracia, para el vice Presidente del movimiento “Identidad cristiana”, Paolo Maria Floris: “la centralización del Estado que sofoca la libertad de iniciativa, el dominio del capitalismo, la debilidad de los valores morales.”

Si Don Sturzo estubiera presente hoy, “tal vez demostraría la amargura para la actualidad de su pensamiento, porque muchos de los problemas de su tiempo, no se han resuelto y el”siglo breve” habría perdido sus mejores frutos”, concluyó el experto en derecho laboral Michel Martone.

“Existen todas las bases para construir conjuntamente un nuevo humanismo. Una nueva forma de entender la economía y el progreso, para una sociedad cooperativa y solidaria, capaz de corregir los errores de un enfoque competitivo “, dijo Angelo Antonio D’Agostino, del Ministerio del Ambiente.

“Empujar a las personas al compromiso directo, sin delegas, para restablecer el valor a la democracia”, sobre el ejemplo de Don Luigi Sturzo, “el enamorado de Dios, apasionado del hombre.” Es este el propósito de los encuentros de este tipo, explico el Presidente de Italia Più, Raffaele Bonanni. “Muchos han organizado trabajos en torno a la figura de Don Sturzo – dijo el presidente de” Italia Più”-. El abandono de las presuposiciones fértiles del pensamiento Sturziano son algunas de las causas del debilitamiento de la República y de los equilibrios de poder, lo que llevó a los estratos superiores de los más fuertes sobre los más débiles. La democracia evoluciona o recae, sobre la base del compromiso de las clases trabajadoras “. Estamos llamados a “encontrar una subjetividad política para los sectores más débiles de la sociedad, ya que, cuando se retiran, dejan espacio vacío para los poderosos y los arrogantes.”

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios