REGRESA LA PESADILLA DEL VIH

271
  • Italiano
  • English
aids

Nos quedamos con la “publicidad progresiva” de los años 80. Con el aura púrpura, el estilo vintage, diseñado en torno a los diferentes protagonistas de los vídeos que aparecen de un programa de televisión a otro. Símbolo visible de una enfermedad devastadora y poco conocida, de orígenes pocos claros, cuya propagación fue facilitada por los excesos y por la imprudencia política y social de aquella década: droga, sexo libre, escándalos sanitarios. Un morbo transversal, no limitado a los rostros más desfavorecidos de la población, pero listo para atacar a cualquiera, incluyendo nombres muy famosos: la estrella de rock Freddy Mercury, la estrella del basket Magic Johnson (milagrosamente aún vivo) hasta la estrella del porno, John Holmes.

En poco tiempo el VIH es reconocido como la “plaga del siglo XX” y con toda la razón: solamente en los Estados Unidos, los casos confirmados en 1984, fueron de 22.996 y las muertes 12.592. Una emergencia que provocó la psicosis que pasó rápidamente a la exclusión y a la culpabilización de grupos completos de población: negros, extranjeros, drogadictos. Por primera vez en la era moderna, la enfermedad se convirtió en motivo de conflicto social. Por un lado los sanos, con sus obsesiones y prejuicios, por otra parte los enfermos, observados con sospecha y abandonados a su suerte.

Luego nos encontramos con la serenidad, o casi. El progreso científico ha desarrollado terapias que pueden prolongar la supervivencia y varias vacunas han sido probadas, algunas de ellas con resultados positivos. Pero una cura del todo, aún no existe: debemos recordar esto muy bien. Especialmente hoy en día, que el Vih regresa causando temor. Según el último informe de la Organización Mundial de la Salud, publicado en vísperas del Día Mundial en contra del VIH, que se celebra el 1 de diciembre, en el 2014 las infecciones detectadas en Europa eran de más de 142 mil, el pico más elevado desde los años 80. Una bofetada a aquellos que pensaron que podrían subestimar el problema, relegándolo a las zonas más pobres del planeta (África en primer lugar), con esa sutil indiferencia que nos caracteriza en el Occidente. Los últimos datos son alarmantes e indican que el crecimiento de la epidemia está impulsado por la parte oriental del Viejo Continente, donde el número de los nuevos diagnósticos se ha duplicado en los últimos 10 años. La transmisión heterosexual es responsable del aumento en esas zonas y aquellas a través de las jeringas entre los adictos de drogas, sigue siendo sustancial. “A pesar de todos los esfuerzos para luchar contra el VIH, en un año, la Región europea ha arrojado un total de más de 142.000 nuevas infecciones, el número más alto jamás registrado. Este es un problema serio – dijo Zsuzsanna Jakab, Director Regional de la OMS Europa – hacemos un llamado a los países europeos para intervenir y detener la epidemia del VIH, de una vez por todas “. Los resultados del estudio se resuelven con un golpe a la Unión Europea cuya respuesta “no ha sido lo suficientemente eficaz.”

Alarma roja sobre todo en Italia. Con más de 30 del paciente 0, nuestro país resulta ser aquel que tiene el mayor número de infecciones en Europa occidental. El año pasado, se notificaron 3.608 nuevos diagnósticos (6,0 nuevos casos de VIH positivos por cada 100.000 residentes) de los cuales el 60% en fase avanzada de la enfermedad. El dato más preocupante, sin embargo, se refiere al 25% de las personas infectadas que no tienen el conocimiento de estarlo y que podrían transmitir el virus sin saberlo. Esto, para los expertos de la Asociación de los Microbiólogos Clínicos Italianos, es un problema muy grave también porque recibir el diagnóstico de la infección de manera anticipada  es crucial para tener acceso a la terapia antirretroviral tan pronto como sea posible. Por lo tanto, dicen los investigadores, debe hacerse todo lo posible para aumentar la conciencia entre las personas potencialmente en riesgo, tan pronto como sea posible, a fin de que realicen las pruebas diagnósticas. La ejecución de la prueba del VIH y la detección precoz de la infección son esenciales para poder combatir la propagación de la infección que, aunque son tratables, todavía sigue siendo una infección crónica.

Los grupos de edad con mayor riesgo son todos aquellos sexualmente activos, en particular, entre los 30 y 39 años. Si en el pasado, la transmisión se relacionaba principalmente con la adicción a las drogas, en la actualidad el 84% de los contagios se deben a las relaciones casuales. “Con este escenario, por lo tanto, es cada vez más relevante  la ejecución de proyectos de información, de prevención, de detección temprana y completa – explico Pierangelo Clerici, Presidente del Amcli- La difusión y la disponibilidad de las pruebas para el diagnóstico de la infección, representan una prioridad única y los laboratorios de Microbiología Clínica tienen a disposición pruebas que permiten no sólo el diagnóstico de la infección, sino también el seguimiento del tratamiento y la identificación precisa de las cepas virales resistentes “. Y menos mal que la tormenta había pasado …

Traducción a cargo de Adriana Montiel

 

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios