“ESTAMOS EN GUERRA”, HOLLANDE SOLICITA PODERES ESPECIALES

162
  • Italiano
  • English
hollande

“Francia está en guerra.” El exordio de Francois Hollande en su discurso ante la Asamblea Nacional después de la masacre de París, marca la transición entre dos épocas. Aquella en la que Europa podía ver a distancia la pesadilla del terrorismo (Charlie Hebdo a parte) y la época actual, en la que el Viejo Continente ha adquirido los conocimientos que lo convirtieron en un campo de batalla. Fueron los números de muertes y la estrategia militar implementada por el Isis en las calles de la capital transalpina en hacer evidente todo esto. No más “lobos solitarios sino un batallón de leones”, como indico maliciosamente haciendo hincapié al Estado Islámico en el reclamo. Un comando entrenado para matar que ha preparado meticulosamente los ataques de la noche del viernes. Una amenaza que, según Hollande, puede ser contrarrestada sólo a través de un cambio en la orden, pensado a los tiempos de paz. Tenemos que hacer “evolucionar nuestra Constitución para asegurar que nuestro Estado de derecho pueda hacer frente a las amenazas terroristas”, dijo el responsable del Elíseo.

La referencia a los artículos 16 y 36 de la Carta Fundamental; el primero se refiere a los “poderes excepcionales” a los que puede acceder el presidente en el caso de “interrupción del buen funcionamiento de los poderes públicos constitucionales”, el segundo, en cambio, se refiere al “estado de asedio”, pero podría, siempre que este modificado, ser extendido al “estado de emergencia”. Hollande explicó después que el miércoles el Parlamento estará encargado de evaluar el proyecto de ley para extender el estado de emergencia por otros 3 meses con un contenido adaptado al tamaño de la amenaza”, declaró. “Tenemos que ser implacables”, después reiteró a sus diputados reunidos en Versailles: “Son franceses aquellos que el viernes por la noche mataron a otros franceses”, y añadiendo que “en nuestro territorio viven personas que de la delincuencia pasan al radicalismo y después al terrorismo criminal.” Hollande, afrontando el tema de las fronteras de Europa, dijo que “si Europa no controla sus fronteras externas, entonces es hora de regresar a las fronteras nacionales. Si estos no son muros, entonces se tratará de alambre de púas. Sucederá de está forma la deconstrucción de la Unión Europea “.

El presidente francés, invitó a todos (Ue, incluido los países vecinos) en hacer frente a las propias responsabilidades solicitando, entonces, al Ministro de la Defensa, de alcanzar el martes a sus homólogos en Bruselas con el objetivo de involucrar los 28, en la lucha contra el terrorismo sobre la base de esos tratados que preveden la ayuda mutua en caso de agresión de un Estado miembro. Pensando después a los pueblos forzados bajo el talón del Estado Islámico, Hollande declaró que son “mártires que huyen. Son víctimas de este sistema terrorista. He aquí por qué- continuó- es vital que Europa trate con dignidad a aquellos que son idóneos al derecho de asilo, “los que son elegibles para el asilo, y que al mismo tiempo rechaze la solicitud de aquellos que no lo merecen”. El jefe de Estado también anunció la decisión sobre la ciudadanía francesa que será negada a los tienen dos o que son condenados por terrorismo. “No podemos convertir a las personas en apátridas – hizo hincapié -, pero debemos movernos de manera que una persona condenada por actos de terrorismo, incluso si nació en Francia, si tiene otra nacionalidad puede perder aquella  francesa. Debemos estar seguros del poder eliminar la nacionalidad a los ciudadanos condenados por terrorismo, incluso si son franceses “.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios