EL PRECIO DEL ABANDONO

261
  • Italiano
  • English

Desconcierto y dolor son los primeros sentimientos de una masacre sin precedentes. Estos ataques simultáneos, en una noche de terror en París, marcarán para siempre el sentimiento de intolerancia y rechazo hacia aquellos que provienen de los países del terrorismo. Ese grito que se convirtió en locura, de “Allah es grande”, mientras que eran asesinadas personas inocentes, nos ha mostraron la absoluta incapacidad de los sistemas de inteligencia de Francia y de toda Europa para prevenir los ataques terroristas. Lamentablemente tenemos que convivir con esta terrible realidad: la guerra desencadenada por el terrorismo, es una preocupación para todos los países occidentales. Incluso nuestra Nación está en la mira de estos criminales sin escrúpulos y por esta razón nuestras instituciones, a partir de aquellas políticas, en vez de discutir y pelear deberían comprometerse más, invirtiendo al máximo posible, para garantizar la seguridad de sus ciudadanos.

Está es ahora la prioridad absoluta de la cual las personas siente necesidad. De frente a estas masacres cualquier otro problema individual o social debe inclinarse, haciendo una pausa de silencio y oración por aquellos que son víctimas de un sistema corrupto y sucio, en el cual, nadie tiene las manos limpias. Falta la verdad de los gobernantes, que además de llorar por sus hijos, después no saben trabajar con determinación para defender a su País y sobre todo no se activan con determinación para reconstruir aquella paz que ahora está bajo amenaza.

El terrorismo que avanza es un presagio de otros desastres que quisieramos encarecidamente poder evitar. Ahora es el momento para llorar, pero recordemos que también Italia se está acercando al Jubileo, un evento que contará con la presencia de miles de personas reunidas. La “batalla santa” está vez consistirá en los esfuerzos de diálogo con esos países, desde Libia a Egipto, abandonados a sí mismos y que se han convertido en nidos del fundamentalismo más sangriento. De esto se deben ocupar nuestros líderes, para no encontrarnos una vez más consternados y conmocionados después de nuevas masacres.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta