LA EXTRAÑA HISTORIA DE FRA’ ELIA

400
  • English

Será por el hecho que estamos entre el segundo y el tercer milenio, con todas las cargas catastróficas que cada cambio de época  ha traído con ella, o porque en un mundo donde todo es relativo (Benedicto XVI docet) existe una creciente necesidad de puntos de referencia, o bien porque el maligno está desatando su ataque al corazón del cristianismo, pero es un hecho al que asistimos desde hace mucho tiempo a una verdadera “invasión” de seudos místicos , videntes y similares.

Las apariciones son seguidas, las revelaciones se hacen más evidentes, y muchos quedán fascinados, tanto así de depender totalmente de los llamados “ungidos por el Señor”, aunque si las teorías que defienden son contrarias a la doctrina oficial, aunque si desconocen el papel central del Papa y la autoridad del magisterio de la Iglesia.

Existen casos polémicos, donde incluso en la misma Iglesia la posición no es unánime. El discernimiento es un proceso largo, durante el cual se pasa desde la crítica feroz a una visión carismática del personaje. Este es el caso de Cataldo Elia, más conocido como Fra’ Elia (aunque si en realidad nunca ha recibido la ordenación sacerdotal ni pertenece a ninguna orden de monjes, sólo hizo unos pocos años de noviciado), el más joven de los ocho hijos, nacido en 1962. Según su biógrafia oficial, Fiorella Turolli, desde niño tuvo visiones de santos y ángeles; entre ellos estaba su ángel de la guarda, Lechitel.

Y ya aquí comienzan los problemas, porque la literatura cristiana no conoce este nombre, pero que en cambio, es muy conocido en los círculos magicos-esotéricos (citado, por ejemplo, en El libro Verde, la magia blanca). La descripción que se presenta del mundo de los ángeles es muy cuestionable: se habla de algunos elementos que nos siguen desde niños, para luego cambiarlos con otros que nos protegen de adultos. Está claro que este no es el concepto del ángel de la guarda que la tradición cristiana enseña.

De hecho, según los cuentos acerca de fra’Elia, el mismo sería un ser sobrenatural, un ángel encarnado, superior incluso a los santos, humildes seres humanos instrumentos en las manos de Dios. Y aquí, también, existe una diferencia con respecto a las enseñanzas de la Iglesia. Después de todo, de hecho, este enfoque se parece mucho a las peculiaridades del New Age, donde algunos se convierten en “avatar”, o sea, en encarnaciones divinas con la tarea de llevar mensajes de salvación. Fra’ Elia recibiría los estigmas, y también los dones para curar, a través de su supuesta capacidad de canalizar la energía como terapeuta.

Y sin embargo, algunos miembros del clero como algunos profesores – a pesar de que estas doctrinas con claras referencias a aquellas los gnósticos de los primeros años después de Cristo, tomadas en el esoterismo teosófico y propuestas en el New Age – han dado sustancia a su tesis. Después fue creada “Fra’ Elia de los Apóstoles de Dios,” una fundación secular que para muchos, sin embargo, se percibe erróneamente como una orden religiosa, debido a que la sede se instaló en un antiguo monasterio comprado con dinero de un misterioso (en el sentido de que nunca se supo de quién se trataba) benefactor.

Mientras tanto, muchas personas se han acercado a Fra’Elia, incluso comparándolo con Padre Pío. Una gran notoriedad que aumentó cuando Cesare Prandelli, a punto de convertirse en el entrenador de la escuadra de fútbol de Roma (y que luego se convirtió en entrenador de la selección nacional de fútbol) sacó a relucir en una agencia de noticias, donde le agradecía por ayudar a mejorar su mujer, enferma de cáncer. El 26 de noviembre del 2006, sin embargo, muere la señora Prandelli.

Fra’ Elia – según se informa en el libro “Revelaciones privadas y fenómenos extraordinarios” – predica en la misa, incluso consagra las partículas, aunque si no está ordenado como sacerdote. Una contradicción que escapa para muchos, haciéndose ver a sí mismo como un monje, pero que no puede ser aceptado por el clero; así como su actividad como exorcista, ejecutada sin autorización y con rituales que no pertenecen a la Iglesia. Por este motivo en Italia, diversos obispos le han prohibido oficialmente de llevar a cabo reuniones de oración en sus propias diócesis.

En resumen, muchas contradicciones que colocan la figura de Fra’Elia fuera del seminario católico, a pesar de hablar de los ángeles y de Dios. Por otro lado, en los rituales mágicos, sobre todo en la clase de magia popular impregnada de superstición, a menudo se utilizan accesorios como velas y agua bendita, incienso y oraciones cristianas, pero que sin embargo, no corresponden con los ritos litúrgicos católicos como en este caso.

Las últimas dos “cosas extrañas”. Se habla de increíbles viajes astrales, donde el aura personal junto el ángel guardián recorre mundos infinitos, mientras que “alguién” toma posesión del cuerpo que duerme en la Tierra.
Entre las revelaciones de Fra’Elia, después estaría la relacionada con María Magdalena, que en una visión le habría revelado que su cuerpo está enterrado bajo el museo del Louvre. Prácticamente la historia del “Código Da Vinci”, escrita por Dan Brown. A este punto, simplemente es suficiente con elevar la pirámide y bajar a las entrañas del museo de París, para conocer la verdad. Pero la vida real no es una película.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta