VATILEAKS 2, EL VERDADERO ROSTRO DE LOS CUERVOS

264
  • Italiano
  • English

La coincidencia de los tiempo es un aliado del Enemigo. El anuncio de dos arrestos en el Vaticano, a pocas horas de la salida al mercado de los dos libros que hacen escándalo – “Avaricio”, del periodista del Espresso Emiliano Fittipaldi, y el “Vía Crucis”, del colega de Mediaset Gianluigi Nuzzi – conduce a éstos una involuntaria publicidad imprevisora, con la previsión también de jugosas ganancias.

Culpables de la difusión de noticias y documentos confidenciales, de acuerdo con la ley IX del Derecho Canónico, sería Francesca Immacolata Chaouqui, ya un miembro de la Comisión Pontificia de los Departamentos Económicos de la Santa Sede, por solicitud directa de Monseñor Lucio Ángel Vallejo Balda, y este último, Secretario de la Prefectura para los Asuntos Económicos, desde el 2011, bajo el Pontificado de Benedicto XVI, y de la Comisión de estudio sobre las actividades económicas y administrativas (Coşea) de la Santa Sede en el 2013. Fue nombrado por Papa Francisco, con la tarea específica de recoger información sobre la gestión de la finanza en el Vaticano y que se refería directamente al Pontífice. El Presidente de la Prefectura para los Asuntos Económicos es el Cardenal Giuseppe Versaldi, viejo amigo del ex Secretario de Estado de la Santa Sede, el Cardenal Tarcisio Bertone.

“Serían” ellos “los cuervos” en San Pedro, Monseñor Balda y Chaouqui. Al menos estos son los rostros que  hasta ahora conocemos. Es posible que existan otros, ocultos en las sombras.

Francesca Immacolata, asistida por la abogado Giulia Bongiorno, fue puesta rápidamente en libertad, y el Padre Federico Lombardi, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, declaro que “no se identificaron requisitos cautelares, sobre todo por motivos de su cooperación con la investigación.” Ella afirma de contribuir  con la investigación judicial “con la disposición a apoyar la búsqueda de la verdad” y que la actitud de la magistratura “no es en el establecimiento de la acusación-defensa”.

En cuanto a la posición de Monseñor Balda, siempre el portavoz del Vaticano declara que “sigue siendo objeto de examen de la Oficina de la Promoción de Justicia”. Mientras tanto, está encerrado en el Palacio de la Gendarmería, donde fue detenido Paolo Gabriele, el mayordomo de Papa Ratzinger, hace ya tres años y medio. Lo que vale decir, cuando comenzó este terrible lío en el Vaticano, hasta entonces, a lo largo de los siglos, fortaleza de los secretos y confidencialidades, de repente llevado a la luz como un caldero hirviente de intrigas, mentiras, traiciones, guerras de poder, venganzas directas y transversal, ataques al Primado de la Iglesia Católica, el Vicario de Cristo, y el Obispo de Roma.

En todo caso, cualquiera sea el responsable, conocido o desconocido, se produjo “una gran traición de la confianza concedido por el Papa”, como se indica en la Nota de la Santa Sede.

“No soy un cuervo. No he traicionado al Papa. Nunca he dado un papel a ninguno. Jamás a ninguno. Surgirá pronto, estoy seguro, y tengo plena confianza en los investigadores. No existe nada que haya amado y defendido más de la Iglesia y del Papa”, tuitea Francesca Immacolata. Está comprobado, en el teléfono. La voz quebrada en el caos. “Estoy muy cansada”, dice. “Es una historia triste.” Estoy Cansada, muy cansada, pero “pacífica”. “En el Vaticano, me dicen de no preocuparme, el problema son los periódicos.” No hace comentarios, no concede entrevistas, no explica, no encuentra una explicación. “Dentro de un par de semanas, cuando tendré clara la situación, hablaremos de nuevo.” Pide oraciones.

La situación no es clara, de hecho; es oscura y tenebrosa. Cuervos, búhos y buitres alrededor de la Santa Cúpula. Sólo de algunos se conoce el nombre. Y tal vez no sea el nombre correcto. No se puede excluir que por los momentos son visibles sólo las apariciones y no los verdaderos protagonistas de este triste escenario.

El Secretario General de los Obispos italianos, Monseñor Nunzio Galantino, comentó sobre los últimos acontecimientos en los micrófonos de Tv2000: “Es un ataque a la Iglesia, pero no sé de dónde viene. Seguramente que a alguien le está produciendo miedo el proceso de renovación que Papa Francisco lleva adelante”.

Monseñor Balda era una persona de extrema confianza de Papa Francisco y un colaborador importante en el proceso de renovación. Serán los investigadores en aclarar si de verdad fue él en traicionar la confianza del Pontífice, quien, no obstante, dijo que estaba “decepcionado y desconcertado” y, en la lectura del Evangelio de ayer, martes 3 de noviembre del 2015, recordó la imagen bíblica de las “serpientes venenosas que atacan al pueblo peregrino en el desierto “.

Un foso de serpientes, por lo tanto, rodea al Papa, junto con el nido de cuervos y, sin duda, también de las palomas.

Esta terrible historia, seguramente, inició antes que Chaouqui llegará al Vaticano, molestando a muchos, dentro y fuera de los muros sagrados, con su nombramiento y un papel muy delicado. Primera mujer manager en el Estado de la Santa Sede, la muy joven, de unos treinta años, italo-egipcia, poseía amistades influyentes. Con Giulio Andreotti, que la condujo al bufete Pavia e Ansaldo, con la Condesa Marisa Pinto Olori del Poggio, con Enrico Letta y los miembros de alto rango del Think Tank “Verè.” Con el  lobbysta Renato Bisignani. Con el periodista Nuzzi. Pero también, con los Cardenales Tauran y Bertello, “amigos” del Papa Bergoglio y de su reforma de la Iglesia.

Los medios de comunicación han sido cómplice tanto voluntarios como protagonistas – a veces sí, a veces no – de las luchas internas contra las jerarquías eclesiásticas, a veces en alianza con el exterior. Detrás de los periodistas, estan otros, sus fuentes, potentes, autoritarios, con autoridad. Fue gracias a un artículo en los periódicos que nació Vatileaks, específicamente con un editorial en el 2009, que dio lugar a una nueva definición de una forma “particular”, sobre todo en el sector eclesial, de hacer información / difamación: el método Boffo, para decir “una campaña de prensa para desacreditar a alguien a través de los hechos reales combinados con las mentiras.” Se habló de “máquina de barro”, e incluso de guerra de poder en el Vaticano, entre la Secretaría de Estado, ahora dirigida por el Cardenal Bertone, y la Conferencia Episcopal Italiana, presidida por el Cardenal Angelo Bagnasco.

El pantano es ahora una letrina, en San Pedro. Una bofetada a la transparencia invocada varias veces por el Papa Ratzinger, primero, y después por el Papa Bergoglio, siempre.

Vatileaks estallo después de un libro de Nuzzi, “Vaticano spa”, publicado en el 2009, y luego un segundo en el 2012, “Su Santidad”. En esta ocasión, Chaouqui comentó, siempre con un tweet: “Las cartas continuarán y sacrificar a Paolo Gabriele no va a servir de nada.” Benedicto XVI concedió la gracia a su ayudante de habitación. Y en su discurso de despedida del pontificado habló de “una Iglesia que se ha visto empañada por los intereses personales y las luchas internas “.

Para la celebración de Todos los Santos en el Cementerio del Verano en Roma, también Papa Francisco habló de los “escándalos que provocan tanto mal” y de las “enfermedades de las personas que buscan insaciablemente de multiplicar los poderes” y son “capaces de calumniar, difamar, desacreditar a los demás incluso en las revistas y periódicos “.

La sustracción y la fuga de noticias y documentos confidenciales son, en todo caso, un delito, que por otra parte, “no contribuye en modo alguno a establecer claridad y verdad, en verdad, de hecho genera confuciones e interpretaciones parciales y tendenciosas”, se lee la Nota del Vaticano. Un fuerte mensaje a los que consideran de haber actuado de buena fe, con la intención de ayudar al Papa: de está manera sólo a causado daño al Santo Padre y a la Iglesia.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios