Corrupción, los recortes errados

183
  • Italiano
uomo

Se habla mucho de seguridad y de lucha contra la corrupción, pero no todas las vías tomadas por el gobierno parecen comprensibles. Por ejemplo: en qué dirección está la hipótesis de supresión de las Prefecturas, que en lugar de ser reforzadas, con el fin de incentivar los controles sobre los contratos y su conducta delictiva que socavan la economía de las empresas, pronto serán depotenciadas, incluso en el número, ¿con una reforma que anticipa grandes avances?

La explicación oficial se refiere a los ahorros en el gasto público, pero, que en cambio, en realidad se convertirán, aún más, en carga para los ciudadanos que se verán obligados a ser “servidos” por las Administraciones lejanas de los lugares de residencia, por lo tanto, no tan eficiente como un Estado moderno requeriría.

¿Qué tipo de solución es aquel de aumentar los controles que reduce a su vez el número de controladores? ¿No sería más inteligente el aumentar estos poderes, dando a las Autoridades Provinciales de Seguridad Pública, o lo que es lo mismo, delegadas a la prevención de los delitos, incluyendo las Oficinas de Inspección periféricas del Anac, la Autoridad nacional anti corrupción?

Quién tiene varios años en la Administración, recuerda el clamor de la política en contra de las Instituciones de las Secciones jurisdiccionales con las relativas Procuras de las Cortes de Cuentas, hoy eficaz e autónomo instrumento de control de los Entes locales. ¿Y por qué no pensar ahora en las Secciones perifericas del Anac en las Prefecturas?

Si queremos que la Administración funcione, ¿no deberíamos pensar en abolir?, porque no es renunciando al médico que se combate la enfermedad. No vamos a contrarrestar la corrupción, aboliendo los mecanismos que deberían evitarla, pero se necesitan sistemas de control eficaces, autónomos e independientes de la política.

Por qué no elegir – con criterios más eficaces respecto a su imparcialidad (por ejemplo, la extracción “a caso”.) los sujetos encargados del control interno( o sea, los miembros del Organismo de evaluación, Secretarios Generales, etc.,), entre los que pertenecen a los Cuerpos de Estado como la Corte de Cuentas, la Contabilidad General del Estado, ect o tal vez entre los Profesores Universitarios?

La misma figura de los Secretarios Municipales, normalmente Responsables de Transparencia y de la Prevención contra la Corrupción – hoy en día dependiente directamente del Alcalde que los elige  y a los cuales deben rendir cuenta de sus actividades al interno del Ente Común – no puede garantizar adecuadamente, por aparente falta de independencia del poder político, la plena legitimidad de la acción administrativa  y el puntual respecto de las normas y resoluciones en materia de Transparencia y Prevención contra la Corrupción.

Y si hay dudas de que la figura de un manager – a cargo del personal y del rendimiento – sea más que necesario, no se puede entender cómo podrían haber sido articuladas las figuras del Director General, como miembro del Organismo Interno de evaluación, las funciones del controlador y el controlado.

Así la Transparencia, en lugar de ser considerada verdadero motor de desarrollo de la Administración Pública por reducir derroches, optimizar los resultados, prevenir y combatir la corrupción, a menudo es descrita por nuestros Administradores como un “pesado” cumplimiento burocrático, de poco valor. En otros casos, en su lugar, se ha valorizado sólo en principio en las conferencias y debates, mientras que realmente está implementada con los contenidos mínimos, con sufrimiento y dificultad, probablemente debido a que es vivida por nuestros Administradores como un peligro de injerencia externa.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta