LA PENA DE MUERTE, LOS ESTADOS UNIDOS (SE REPLANTEAN LA MISMA)

244
  • Italiano
  • English
pena di morte

Quinto Mandamiento: No matarás. O al menos no lo hagas si no estás seguro de que antes de la muerte el condenado sea presa de terribles dolores. Esta parece ser la “reinterpretación” del sistema judicial estadounidense a la luz de los recientes episodios, entre todos el caso Dannis McGuire, de 53 años de edad, condenado en el 94 por la violación y asesinato de una joven de 22 años de edad, que murió en enero después de 25 minutos de insoportable agonía por el mal “funcionamiento” de la inyección letal.

El llamado del Santo Padre en su reciente visita al Parlamento de Estados Unidos, ha reavivado la cuestión, mientras que la compañía farmacéutica danesa Lundbeck, suspendió la producción de pentobarbital, debido a los efectos secundarios devastadores.

En muchos Estados de USA, de hecho, las condenas a muerte fueron suspendidas hasta enero del 2017; el tiempo suficiente para poder continuar la discusión sobre la legalidad del instituto del boia.
En este sentido, ha sido noticia la posición adoptada por Antonin Scalia, uno de los “sabios” de la Corte Suprema de los Estados Unidos, de evidentes origenes italianas, que abrió sus puertas a una posible decisión sobre la inconstitucionalidad de la pena de muerte: “Yo no estaría sorprendido “si fuera abolida, dijo el juez durante un discurso en la Universidad de Minnesota, según lo que algunos medios estadounidenses informaron.

Para el juez de 79 años, conservador, las decisiones de la Corte Suprema sobre la pena de muerte, hasta ahora han hecho que sea “prácticamente imposible imponerla. Pero – explicó – que todavía no la hemos considerado formalmente inconstitucional “. Aún así, según Scalia, hasta la fecha, las sentencias de la Corte han añadido factores atenuantes que deben ser consideradas, o han hecho inaceptable condenar automáticamente las personas a la muerte por ciertos delitos, como el asesinato de un oficial de policía.

La Corte Suprema, que acaba de comenzar su última sesión, ya está examinando una apelación relativa a una ejecución en Kansas. Incluso si el caso es de alcance limitado, es el primero llevado delante de la maxima Corte después de los enfrentamientos en los procedimientos de la inyección letal, que ha dividido a los jueces. La Corte piensa analizar un caso de Florida, donde se evalúa la hipótesis que sean los jueces, y no los jurados, en imponer la pena de muerte, sobre todo cuando el jurado no es unánime en su decisión.

Con sus 30 años en la Corte Suprema, Scalia es el juez con el mando más largo. El público de Minnesota que le aplaudió por su comentario sobre la pena de muerte, dijo que por el momento, no tiene ninguna intención de dejar el cargo. “Cuando me convierta en más perezoso y no sea capaz de hacer mi trabajo, lo dejaré”.

América, entonces, comienza a cuestionarse sobre algunas cuestiones fundamentales relativas a la vida humana: desde el comercio de armas – que ha causado tantas tragedias últimamente – a la pena de muerte. Un largo recorrido lleno de resistencias, pero que – tal vez – podrá conducir al País que exporta democracia a convertirse en más civilizado.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta